Cinco depósitos para ganar un 1% durante los próximos 12 meses

Varias entidades europeas suben las rentabilidades para importes desde 5.000 euros a 100.000 euros

Cinco depósitos para ganar un 1% durante los próximos 12 meses

Salvo excepciones contadas con los dedos de una mano, las rentabilidades de los depósitos españoles continúan por los suelos. Los intereses medios siguen anclados en mínimos históricos -apenas ofrecen un 0,04% hasta un año, según datos del Banco de España- y todo apunta a que la tendencia será similar en los próximos meses, dado que las expectativas de una subida de los tipos por parte del BCE se han retrasado hacia finales de 2019 o principios de 2020 por la desaceleración de la economía. Pero, en este escenario, algunas entidades europeas han decidido subir las remuneraciones de sus imposiciones a plazo fijo. Así, con el final de 2018 a la vuelta de la esquina, los ahorradores cuentan con cinco depósitos a un año que rentan más del 1%, de manera que es posible ganar hasta casi 1.000 euros netos durante los próximos 12 meses siempre que se tengan 100.000 euros disponibles.

En concreto, son Banca Sistema, BACB, BlueOrange, Haitong y BESV las entidades que han elevado han subido la rentabilidad de sus depósitos a un año, que se pueden contratar a través de la plataforma Raisin. El italiano Banca Sistema es el más generoso con un interés del 1,25% TAE. En el caso de invertir el mínimo exigido de 5.000 euros, la rentabilidad neta al vencimiento será de 50,33 euros (una vez realizada la retención fiscal). Pero si se llegan a invertir 100.000 euros, que es la cantidad máxima a remunerar, el cliente se embolsará 981 euros netos.

Idénticos importes mínimos y máximos pide el banco de Bulgaria BACB, aunque a cambio promete un 1,15% TAE, lo que al cabo de un año supondrá una ganancia neta de entre 46,33 euros y 903,74 euros.

También renta un 1,15% TAE el letón BlueOrange (el último banco en incorporarse a Raisin), pero para cuantías mínimas de 20.000 euros. Así, los intereses netos serán de 180,75 euros como mínimo.

Por su parte, el portugués Haitong ofrece un 1,06% TAE desde 10.000 euros y hasta 100.000 euros, lo que supone ganar 83,34 euros como mínimo y 833,36 euros como mucho. Para esos mismos importes, el francés BESV paga un 1,01%, de manera que el rendimiento neto ascenderá a 79,43 euros y 794,23 euros, respectivamente.

Hace tiempo que la banca extranjera copa los ránkings de los depósitos más rentables tanto a corto como a largo plazo frente a las ofertas de los bancos españoles, donde apenas destacan Banco Pichinca con una remuneración del 0,80% TAE a 12 meses y Banco Mediolanum, que tiene una promoción de depósitos al 3% TAE a seis y 12 meses siempre que se contrate simultáneamente un producto gestionado comercializado por la entidad.

Desde Raisin aseguran que "la alta concentración de la cuota de mercado de los Top 5 bancos domésticos (en el caso de España llega al 85%) provoca que los bancos medianos y pequeños tengan que subir los tipos de interés de los depósitos para poder obtener los fondos que esperan". Es por eso que, a diferencia de España, en el resto de los países europeos los bancos están empezando a subir desde verano la rentabilidad media de sus depósitos a un año, explican.

Los expertos prevén que la remuneración de los depósitos empiece a subir cuando el BCE eleve la tasa de facilidad de depósitos, actualmente en el -0,40%. El departamento de análisis de Bankinter estima que la primera subida en el tipo de depósito podría tener lugar en septiembre/octubre de 2019. "El mandato de Draghi finaliza en octubre y dejaría de este modo preparado el camino para la normalización en tipos", apunta. Algunas casas de análisis sostienen que Draghi se irá del BCE sin haber subido las tasas rectoras. El tipo de interés con que el BCE presta dinero a los bancos es del 0% desde marzo de 2016. "Una previsión de tipos de interés en 2020 que apunte a una subida afectará de inmediato a los productos bancarios. Por ejemplo, al interés que pagan por depósitos y cuentas nómina remuneradas", señalan en Pibank.

Juan Gómez Bada, director de Inversiones de de Avantage Capital, mantiene su previsión de que el BCE empezará a subir los tipos a finales de 2019, dado que espera que la inflación repunte en los próximos meses debido al incremento continuo de los costes de producción de las empresas (salarios incluidos). "Pero los depósitos bancarios no creemos que empiecen a subir sus intereses hasta que no se anuncien las primeras subidas de tipos y aumentarán muy despacio", indica.

Bada señala que los bancos que ofrecen depósitos con tipos por encima de la media del mercado lo hacen para cantidades limitadas. "Sin embargo, no lo hacen porque necesiten aumentar financiación a ese coste, sino que se utilizan comercialmente para conseguir otros objetivos (nuevos clientes, aumentar la vinculación a la entidad, vender fondos de inversión o de pensiones, etc) que les generen ingresos actuales o futuros por otros lados".

El portavoz de la Asociación Bancaria Española (AEB), José Luis Martínez Campuzano, explica que "la retribución de los depósitos está relacionada con el nivel de tipos de interés oficiales que fija el BCE y que en este momento son nulos". Subraya que "los bancos realizan un fuerte esfuerzo por mantener las retribuciones en los depósitos" y que "las diferencias en la rentabilidad que ofrecen las entidades responde a sus respectivas estrategias comerciales y a estrategias de balance como, por ejemplo, fomentar el peso de los depósitos en su pasivo".

Normas