¿Cuándo llegará la Ley de Morosidad que no penalice al autónomo?

Asociaciones como UPTA defienden que, por el momento, sólo se han puesto parches al problema.

autónomos morosidad

Los autónomos están financiando a empresas más grandes. Y soportan el IVA de facturas que no han cobrado. Estos son dos graves problemas que afectan al colectivo y que, en opinión de UPTA, se derivan de la falta de una Ley de Morosidad justa. Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA), alerta sobre la situación por la que atraviesan miles de pequeños negocios y profesionales autónomos en nuestro país. "Las empresas a las que los autónomos les vendemos productos o les realizamos servicios continúan haciendo de nuestra necesidad un negocio millonario para ellos”.

Según apunta, el retraso en abordar un cambio en profundidad de la Ley de morosidad que determine claramente los tiempos de pago de las facturas emitidas, y regule el hasta ahora inexistente sistema sancionador, obliga al colectivo a costear sus operaciones financieras. Además, el Estado les esté concediendo un crédito fiscal al que los autónomos y pequeños negocios no pueden acceder, según denuncia.

Datos del colectivo informan de que hay clientes que pagan a sus proveedores incluso a 200 días. “Lo grave no es sólo la espera que se produce a la hora de cobrar la factura, el gran problema es el anticipo del IVA correspondiente que obliga al autónomo al adelanto de cantidades económicas, además de ser testigo de cómo estas grandes empresas deducen en el trimestre en el que reciben la factura como gasto una cantidad, que aún no han abonado a su proveedor”, alerta el presidente de la asociación.

“Se han realizado parches”

El colectivo denuncia que hasta el momento se han realizado únicamente parches, como la puesta en marcha del sistema de devengo de caja con el fin de suavizar la situación, “pero esta solución ya ha quedado patente que ha sido un fiasco, puesto que los autónomos o las pequeñas empresas que pretenden poner este sistema en funcionamiento se quedan sin el cliente, ya que son las dos partes las que tienen que estar en él”, aseguran.

Exigen acabar con esta situación dantesca y que se adopten urgentemente los pactos necesarios para que se pueda disponer de una verdadera Ley de morosidad justa y equitativa para todos.

Normas