La crisis en Venezuela trastoca el precio del petróleo del Golfo de México

Los bonos se disparan hasta su valor más alto en nueve meses

Manifestación en apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.
Manifestación en apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. AFP

La crisis que vive Venezuela después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya reconocido como presidente a Juan Guaidó, quien se autoproclamó Jefe de Estado del país suramericano hace dos semanas, repercute, inequívocamente, en los mercados. El precio del petróleo Mars Blend, que se encuentra en el Golfo de México y que tiene características compatibles con el que vende Venezuela, según Bloomberg, ha alcanzado su valor más alto de los últimos cinco años al llegar a los 68 dólares por barril este miércoles, siete dólares más que el valor del Brent. 

Desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó recortar la producción de crudo con el objetivo de subir el precio, que perdió más de cuatro veces su valor en cuatro años, entre 2012 y 2016, el petróleo comenzó, aunque de manera tibia, a subir. Pero las expectativas de que Venezuela reduzca su producción debido a la situación de extrema tensión política han aumentado el valor del Mars Blend. 

El resto de petróleos de referencia, sin embargo, no han sufrido variaciones, al menos hasta el momento. El Brent apenas ha caído un 0,6% este miércoles y se mantiene estable este jueves. El petróleo de WTI de Texas, de referencia en Estados Unidos, ha tenido una leve subida del 0,10% este miércoles y también se mantiene sin grandes variaciones este jueves. 

Los bonos continúan aumentando

Mientras tanto, los mercados esperan con ansiedad y pronostican el fin del gobierno de Nicolás Maduro. Los bonos de deuda soberana han aumentado por cuarto día consecutivo. Los bonos han pasado del 23% de su valor nominal en octubre de 2018 al 31,4%. Además, se trata del valor más alto desde abril del pasado año. En total, son 4.000 millones en bonos que vencen en 2027 y que están en situación de default. 

Los inconvenientes de Venezuela con los mercados financieros internacionales se incrementaron a partir de noviembre de 2017, cuando Maduro anunció que suspendía el pago de los intereses de algunos títulos debido a la crisis económica y a la prohibición de Trump de realizar cualquier reestructuración en bancos que operen en Estados Unidos. 

Según asegura Bloomberg, Venezuela acumula 9.000 millones de dólares (7.894 millones de euros) en intereses por no pagar sus bonos.

Normas