Ideas de inversión para los más conservadores

En renta fija se esperan rentabilidades superiores a las de 2018, pero la volatilidad aconseja ser prudentes

Ideas de inversión para los más conservadores

Sí, lo sabemos. No se ha salvado ninguna de las grandes categorías de activos. Todas han cerrado 2018 con rentabilidades negativas. Incluso las que tradicionalmente se han considerado seguras, las favoritas de los inversores conservadores, quienes en buena medida se encuentran perdidos viendo como la renta fija no da los rendimientos a los que estaban acostumbrados. Pero con 2019 ya entrado en harina los expertos nos animan a mirar al frente para recuperar el optimismo. De hecho, según los datos de Morningstar, entre las categorías más rentables del mes de diciembre encontramos sobre todo categorías de renta fija de la zona euro. La renta fija pública euro y la renta fija diversificada euro consiguieron pequeñas ganancias, del 0,7% y 0,2% respectivamente.

Y los primeros recuperando el optimismo son los gigantes de la inversión como Schroders. Su CEO, Peter Harrison, aseguraba en su último informe de mercado: “aceptamos que es probable que haya más noticias negativas en 2019, y yo distinguiría que el conflicto comercial entre EE. UU. y China no tiene visos de solucionarse, con la posibilidad de que eso dañe al crecimiento económico en todo el mundo. No obstante, hay signos de que la rentabilidad del mercado puede ser más positiva en 2019”. Quedémonos con su optimismo.

“Mientras los tipos  del BCE estén en los niveles actuales, se hace imprescindible asumir algo de riesgo", advierte el equipo de renta fija

También apuestan por un cambio en ese sentido desde Renta 4 Gestora. Es cierto que a comienzos de 2018, la inmensa mayoría de bonos de empresas que eran grado de inversión se encontraban en tipos de interés negativo, o muy cercano a cero, para un plazo inferior a los tres o cuatro años.

Ideas de inversión para los más conservadores

Sin embargo, apuntan desde el equipo de renta fija de la gestora, “en este 2019, nos encontramos ante un escenario diferente. Los spread de crédito de las empresas durante 2018 se han ampliado, lo que conlleva unas rentabilidades superiores a las que veíamos años atrás de manera que podemos empezar a encontrar rentabilidades positivas en bonos de compañías con balances sólidos”. Por fin, buenas noticias, pero dentro de la prudencia, ya que los expertos prevén que 2019 va a continuar siendo un año de gran volatilidad y momentos de estrés en el mercado, que surgirán a medida que se planteen dudas sobre el fin del ciclo económico.

Propuestas

En este contexto, una buena opción para un inversor conservador es el fondo Renta 4 Renta Fija Corto Plazo, con calificación 5 estrellas Morningstar, que cuenta actualmente con una TIR del 1,38% y una duración ligeramente inferior al año (0,96).

“Es posible conseguir rentabilidades positivas, pero no debemos mirar el día a día, ya que la volatilidad va a seguir presente en 2019”, insisten los especialistas de Renta 4 Gestora, que reconocen que “mientras los tipos de interés por parte del banco central estén en los niveles actuales, se hace imprescindible asumir algo de riesgo”.

Ideas de inversión para los más conservadores

En este punto es imprescindible no confundir al inversor conservador, con aquel que es totalmente averso al riesgo. El año pasado este último tuvo la tentación o siguió la recomendación de asumir algo de riesgo con el fin de obtener rentabilidades positivas, basándose en los buenos retornos de los años anteriores. Desde el punto de vista del equipo de renta fija, “este tipo de inversores debe estar invertido en su perfil y eso conlleva asumir rentabilidades negativas o nulas, si tiene el dinero en liquidez en la cuenta corriente”.

Si es de los que opta por la liquidez, recuerde que el principal enemigo del dinero improductivo es la inflación. Puede que en los últimos años el IPC moderado que hemos vivido no le haya preocupado en exceso, pero si sumamos las tasas de varios años nos daremos cuenta de la pérdida de valor real sufrida.

Normas