Calviño cree que Philip Lane es un candidato “adecuado” para el BCE

El gobernador del banco central irlandés es el único nominado hasta ahora para el puesto de economista jefe

Philip Lane BCE
Philip Lane, gobernador del Banco de Irlanda y candidato al puesto de economista jefe del BCE.

El irlandés Philip Lane es un candidato "adecuado" para sustituir al economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), al menos así lo ha afirmado Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa, en representación de España. Pese a todo, considera que sería "deseable aumentar la participación de las mujeres en ciertas instituciones en las que cuentan con una baja representación", como el BCE. 

Lane, gobernador del banco central irlandés, es por el momento el único nominado al puesto. Este lunes, los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona abrieron el periodo de candidaturas para sustituir a partir del 31 de mayo al economista jefe del BCE. Los Gobiernos tienen hasta finales de enero para presentar sus propuestas y la decisión final será tomada a mediados de febrero.

Lane fue contrincante del exministro de Economía español Luis de Guindos en 2018 para hacerse con el cargo de vicepresidente del emisor europeo, sillón que terminó en manos del español después de que Dublín retirase la candidatura de Lane. En este sentido, preguntada sobre si el Gobierno "ha heredado algún tipo de compromiso" para apoyar al irlandés tras la victoria de Guindos el año pasado, la ministra afirmó que el Gobierno de España "sin duda nombrará o apoyará al candidato que nos parezca más adecuado para esta función".

Irlanda es el único país fundador del bloque monetario que aún no ha ocupado un asiento en la institución y quizá puede ser escuchado ahora, en un momento en el que la Unión Europea busca eliminar las preocupaciones de que Irlanda pueda sufrir si se produce una salida desordenada del Reino Unido de la UE.

No obstante, el resto de países podrían presentar otros candidatos igual de aptos, como el finlandés Olli Rehn, actual gobernador del Banco Central de Finlandia y anteriormente comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios; o Ardo Hansson, gobernador del Banco de Estonia, con un doctorado en Economía por la Universidad de Harvard. 

La última palabra la tendrá probablemente Alemania. Como principal economía de la zona euro, puede influir en las decisiones del resto de países con el candidato que presente o al que dirija su apoyo. Hasta el año pasado, se esperaba que intentase llegar a la presidencia del BCE tras la salida de Draghi el próximo mes de octubre, pero, en este momento, esta opción es menos probable, pues Alemania prefiere ganar más poder político en un lugar como la Comisión Europea. 

Además del puesto de economista jefe del BCE, en los próximos meses también se agotarán las legislaturas de otros responsables de la institución. En octubre, se producirá la salida de Mario Draghi, tras siete años en la presidencia del BCE. Dos meses después, en diciembre, dejará su cargo, Benoit Coeuré, también economista jefe de la institución europea.

Normas