Fiscalidad

Un grupo de economistas pide a Casado en la convención del PP que no suba los impuestos cuando gobierne

Daniel Lacalle, Carlos Rodríguez Braun y Lorenzo Bernaldo de Quirós coincidieron aseguraron que se vive un momento de desaceleración que podría llevar a una recesión en 2020.

El expresidente del Gobierno José María Aznar y Pablo Casado, presidente del PP.
El expresidente del Gobierno José María Aznar y Pablo Casado, presidente del PP.

Los economistas liberales Daniel Lacalle, Carlos Rodríguez Braun y Lorenzo Bernaldo de Quirós coincidieron este sábado en recomendar al presidente del PP, Pablo Casado, que no suba los impuestos cuando gobierne, especialmente porque "estamos en un momento de desaceleración" que podría llevar a una recesión en 2020.

Los tres coprotagonizaron una mesa redonda en la segunda jornada de la Convención Nacional del PP, moderada por la exministra de Agricultura y vicesecretaria de Acción Sectorial del PP Isabel García Tejerina. Esta última reivindicó la creación de empleo en "los milagros económicos" de los Gobiernos de José María Aznar y Mariano Rajoy frente a lo que presentó como destrucción de actividad y empleo en el "drama de Zapatero" y ahora "el drama Sánchez".

Lacalle constató un período de ralentización económica ante lo que cree que no se puede ver como algo sobrevenido ante lo que no se puede hacer nada ni evitar la crisis, sino que es una oportunidad. Además, consideró equivocado lo que hace el proyecto de Presupuestos de 2019
presentado por el Gobierno de Pedro Sanchez: eliminar deducciones a la creación empleo y subir impuestos y cotizaciones a empresas, autonomos, así como obstaculizar la inversión tecnológica.
"Impuestos para financiar el bienestar de Sánchez", según los definió Lacalle, frente a lo que instó al centro derecha a no comprar los mensajes de la socialdemocracia ni a poner en el centro a los colectivos y las tribus sino a los individuos y "penalizar a los eficientes para subvencionar
a los ineficientes".

Por su parte, Rodríguez Braun partió de su tradicional estribillo mediático "buenos días, a pesar del Gobierno", y dirigiéndose al presiente del PP, Pablo Casado en primera fila, añadió: "También del
tuyo". De ahí pasó a preguntar si se pueden ganar las elecciones siendo liberal y advirtió de que todos los partidos se dicen liberales al acercarse unos comicios y luego se miente porque "siempre hay excusas para decir `no hemos podido'".

No obstante, advirtió de que el electorado castiga a quien miente de esa manera y de que Pablo Casado, cuando sea presidente, será también acosado para que no cumpla sus promesas de bajar impuestos. "Tú te debes a los hombres y mujeres que trabajan y no a los grupos de presión que te van a acosar", le espetó, elogiando a quien, por defender la libertad, esté dispuesto a perder votos.

Finalmente, Bernaldo de Quirós, contestando a Rajoy, aceptó que el PP no tiene que ser doctrinario, pero matizó: "Sí tenemos que tener una doctrina, porque sólo así podemos tener un plan estratégico y un plan de acción coherente y consistente". Como Lacalle, avisó de que el mundo está "iniciando un proceso de declive de la activdad económica, que no se puede descartar que conduzca a una recesión en 2020".

"Estamos llegando al final del ciclo ideológico de la socialdemocracia", interpretó, afirmando que nunca ha funcionado aumentar a la vez el gasto y los impuestos en una economía que se desacelera. En la línea ortodoxa del liberalismo, recomendó reducir la deuda y el déficit públicos,
que son "un lastre" para el crecimiento competitivo y "una máquina de transferncia para comprar votos", y pidió dejar al capitalismo funcionar como el mejor sistema de redistribución de recursos que es.

Normas