Santander amenaza con no pagar el alquiler a los Reuben si se quedan la ciudad financiera

Advierte de que puede negarse si no se garantiza que el comprador no blanquea dinero

Ciudad financiera banco santander
Ciudad financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).

Banco Santander empieza la batalla legal para recuperar la Ciudad Financiera por la que pujó y que finalmente se ha adjudicado al fondo de los hermanos Simon y David Reuben, controlado desde paraísos fiscales. La entidad amenaza con dejar de pagar el alquiler de la sede si no se cumplen los requisitos, exigidos en el contrato de alquiler, de comprobaciones y verificación sobre sus rivales de que se cumple la normativa de blanqueo de capitales, según publica El País. Asimismo, amenaza con exigir una compensación de 750 millones si los controles no se llevan a cabo.

La entidad ha enviado un escrito al administrador concursal que gestiona la venta de su Ciudad Financiera, con copia al Juzgado de lo Mercantil número 9, en el que le recuerda las obligaciones en el contrato de arrendamiento, entre otras, de no transmitir la Ciudad Financiera "a ninguna persona o entidad que no cumpla los requisitos de ética y cumplimiento de la legalidad nacional e internacional que se consideren habituales en el tráfico internacional" y se exige que se lleven a cabo verificaciones de la normativa de prevención del blanqueo de dinero.También se exigía "llevar a cabo de forma diligente las actuaciones de verificación de cumplimiento de normativa sobre prevención de blanqueo de dinero y que se compruebe la identidad y reputación del potencial comprador" además de dar traslado al banco del "resultado de tales comprobaciones, con un detalle suficiente de las actuaciones, al menos un mes antes de formalizar la venta". 

En caso de no cumplirse las exigencias del contrato, asegura Banco Santander, "podría verse imposibilitada de satisfacer el canon arrendaticio" hasta que no se lleven a cabo "de forma satisfactoria" dichas comprobaciones

Santander vendió la Ciudad Financiera en 2008 a Marme Inversiones, actual propietario del inmueble, que se encuentra en concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos, y el juzgado mercantil número 9 de Madrid es el encargado de liquidar sus activos. La entidad firmó un contrato de arrendamiento durante 40 años con Marme. Aunque Santander presentó una oferta por el recinto, los hermanos Simon y David Reuben, asentados en Londres pero de origen indio, fueron los vencedores en puja de la Ciudad Financiera.

Demanda de hasta 750 millones

En realidad, la entidad podría quedarse con la Ciudad Financiera aunque su oferta haya sido la segunda mejor oferta, solo superada por la de los hermanos Reuben por poca diferencia, ya que cuenta con derecho de tanteo. Los Reuben, que realizan su oferta a través de un entramado de sociedades controladas desde paraísos fiscales, elevaron su oferta a un total de 3.023 millones, mientras que la del Santander se quedó 51,5 millones por debajo. Esas cifras incluyen no solo la ciudad financiera sino también otros activos de la sociedad, principalmente la caja que ha ido acumulando por el alquiler cobrado mientras ha estado en concurso de acreedores.

En el documento enviado a al administrador concursal, Santander considera que al aceptar esa oferta sin verificar la normativa sobre blanqueo de capitales, el proceso no cumple la legalidad. En caso de que no se efectúen esas verificaciones, la entidad amenaza con llegar a dejar de pagar el alquiler (de unos 120 millones al año), exigir 750 millones, además de ejercer el derecho de retracto y quedarse con su sede.

El contrato de arrendamiento exigía realizar las comprobaciones sobre cualquier comprador incluso en los casos de venta forzosa, como ocurre con el concurso de acreedores de Marme.

Normas