Santander prevé recuperar la propiedad de la Ciudad Financiera en dos meses

Los inversores británicos ganan la puja por la sede corporativa del banco español, pero Botín ejercerá el derecho de tanteo o les recomprará el complejo

Ciudad financiera banco santander
Logotipo de Banco Santander en la Ciudad Financiera EFE

Nuevo episodio en la puja por la propiedad de la Ciudad Financiera de Banco Santander. El Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid ha confirmado que la “mejor oferta” por estas instalaciones, sede operativa del grupo que preside Ana Botín, es la de los hermanos Reuben, asentados en Londres, y que han ofrecido 3.023 millones de euros. En el auto conocido este lunes, el magistrado rechaza las alegaciones de Santander (que ha valorado su sede en 2.972 millones) y defiende la solvencia de la propuesta de los Reuben, realizada a través de Sorlinda Investment, al entender que proporciona “garantías suficientes para asegurar la ejecución de la oferta” y una cantidad fija de 51,5 millones de euros superior a la del banco que preside Ana Botín.

La decisión se produce en el marco del concurso de acreedores de Marme Inversiones, que a principios de 2008 adquirió el inmueble a la entidad por 1.900 millones de euros.

Santander tiene aún la posibilidad de presentar un recurso de reposición ante el mismo juez, posibilidad que ejercerá en los próximos días alegando problemas de forma en la oferta realizada por los inversores británicos. Además, alegará las dudas existentes de liquidez que infunden estos inversores y que ya ha sido objeto de varios escritos por parte de las entidades acreedoras (Bayerische Landesbank, HSH Nordbank, CaixaBank y el holandés ING Bank).

El banco, sin embargo, parece que tiene pocas posibilidades de que su recurso triunfe, ya que será resuelto por la misma jueza que dictó el auto conocido este lunes y que considera que la mejor oferta para la compra de la Ciudad Financiera de Santander (ubicada en Boadilla del Monte) es la de los hermanos Reuben. La entidad financiera, sin embargo, cuenta con otros dos ases en la manga que considera definitivos para hacerse con la propiedad de la Ciudad Financiera tras su venta hace algo más de una década.

Una de sus cartas es la posibilidad de ejercer su derecho de tanteo para igualar la oferta de los hermanos Reuben, y que el banco ya ha reconocido que ejercerá. Para ello es necesario que la adjudicación haya sido ratificada por el juzgado a cargo del concurso de Marme.

Otro de los ases con los que cuenta Santander, según explican fuentes jurídicas, es la posibilidad de adquirir a los propios inversores británicos la Ciudad Financiera.

Al parecer, según las mismas fuentes, los hermanos Reuben pretenden vender esta propiedad tras su adjudicación, sin esperar a que Santander ejerza su derecho preferente. Fuentes financieras mantienen que estos inversores buscan fondos ante su falta de liquidez.

Estas mismas fuentes consideran que el final de este proceso de adjudicación finalizará en menos de dos meses, es decir, más o menos a mediados de marzo.

El pasado noviembre, Santander presentó la segunda mejor oferta en la puja por su sede corporativa, que alberga sus servicios centrales como planificó durante su presidencia el fallecido Emilio Botín para reducir costes y aumentar la eficiencia de sus trabajadores.

El juzgado, no obstante, y previo informe positivo de la administración concursal de Marme, falló este lunes a favor de los hermanos de origen indio Simon y David Reuben, quienes aseguran una cantidad fija de 283,7 millones de euros, frente a los 232,2 millones de la entidad. Los gestores del concurso valoran que la oferta presentada por Sorlinda es la mejor, en tanto que “permite cubrir en mayor cuantía los créditos de todos los acreedores del grupo”.

También la más solvente, al contar con el respaldo financiero de Reuben Brothers, “sociedad líder en capital privado, inversión y desarrollo inmobiliario y financiamiento de deuda” que cuenta con propiedades en todo el mundo.

Además, prosigue, el banco JP Morgan “ha manifestado que tiene plena confianza en que serán capaces de organizar la financiación en su nombre”.

En la puja participaron también un fondo kuwaití (AGC) y, según distintas informaciones, también el inversor británico de origen iraní Robert Tchenguiz. De la cifra de más de 3.000 millones de euros ofrecida por los hermanos Reuben por la sede corporativa de Santander, Marme acumula alrededor de 900 millones en liquidez en su caja.

Normas
Entra en El País para participar