8.500 taxistas en Madrid votan para frenar a Uber y Cabify y convocan una huelga indefinida que amenaza Fitur

Más de tres cuartas partes de la asamblea parecen haber votado a favor del paro indefinido

Huelga de taxistas en Madrid el pasado julio.
Huelga de taxistas en Madrid el pasado julio.

Tras dos días de referéndum, los taxistas de Madrid convocarán una huelga indefinida, que arrancará el próximo día 21, casi en paralelo a la celebración de una de las mayores ferias de España, Fitur, que se celebra del 23 al 27 de enero en Madrid. Por el momento no se ha hecho público el resultado concreto de la votación convocada para los días 15 y 16 de enero por las asociaciones del gremio FPTM, AGTM, AMT y Caracol, pero las fuentes consultadas del sector aseguran que se ha impuesto la opción de la huelga indefinida, pues parece que más de tres cuartas partes han votado a favor del paro indefinido.

La votación ha acabado a las 18:00 horas, y este jueves, las citadas organizaciones anunciarán a las 9 en rueda de prensa los porcentajes obtenidos por cada una de las opciones votadas. Tal como han indicado las fuentes consultadas, los taxistas asociados a las cuatro asociaciones se habrían decantado por la vía más dura, la misma que adoptaron en asamblea los taxistas de Élite Madrid el pasado viernes. Las otras dos opciones que podían votarse en el referéndum eran convocar paros totales programados o esperar a que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento regulen.

Según ha podido saber CincoDías, han votado 8.473,de ellos 6.602 son titulares de licencias de taxi y 1.871 asalariados. En Madrid, hay en la actualidad un total de 15.600 licencias de taxi y 5.200 conductores.

La huelga indefinida supone emprender una protesta “sin precedentes” del taxi en la Comunidad de Madrid, a quien este gremio exige que regule cuanto antes a los VTC, igual que han empezado a hacer Cataluña y Valencia. El riesgo, según advertía la semana pasada el presidente de la Federación Profesional del Taxi (FPTM), Julio Sanz, es que “si el taxi para, se pararán otras actividades; se parará Madrid”.

Los taxistas de Madrid reclaman a las autoridades de la región que se establezca un tiempo mínimo de precontratación de los Uber y Cabify (en Barcelona piden un mínimo de seis horas), lo que podría suponer la muerte de estas compañías. Entre las medidas que piden también está el que los VTC vuelvan a sus bases entre servicio y servicio, lo que limitaría su flexibilidad. Según cálculos del sector, desde 2017 el taxi ha perdido casi un 40% de recaudación por culpa de los VTC, de los que dicen ya hay 6.300 licencias en Madrid.

También exigirán a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital que se respete la proporción de VTC respecto al taxi (1/30), que impongan horarios obligatorios a los VTC similares al de los taxis, con libranzas obligatorias o franjas de servicio prohibidas, y que se prohíba a estos vehículos establecer cualquier tipo de paradas en la vía pública y realizar labores de captación de pasajeros en áreas de influencia de estaciones de tren, autobuses, aeropuertos, o, en general, cualquier núcleo de generación masiva de pasajeros.

Con la votación celebrada, las asociaciones convocantes querían dotar de "legitimidad democrática" cualquier decisión que se tomase, según explicaron días atrás. 

"Hoy hemos dado un ejemplo a todos nuestros compañeros de España y a todos los ciudadanos de este país. Somos un sector vivo, comprometido y democrático, que está dispuesto a salir a defender sus derechos, pero siempre a través del consenso y la legitimidad que otorgan las urnas", ha afirmado Miguel Ángel Leal, presidente de AGATM a sus asociados. "Esto es ciertamente un punto de inflexión; de ahora en adelante será difícil defender que una asamblea de cientos puede representar la voz de todos los taxistas, nuestros compañeros han sido convocados a votar, y ante la sorpresa de quienes creían que reinaría la apatía, han salido a votar masivamente", puntualizó. 

Los taxistas madrileños no son los únicos dispuestos a dar la batalla. En Barcelona, el pulso del sector también está echado. Será clave ver qué determina el Govern de Cataluña cuando anuncie el decreto ley con el que regulará la actividad de los VTC, algo que se prevé pueda ocurrir este viernes. Si el Gobierno autonómico no incluye la petición de que solo se puedan reservar coches de Uber y Cabify con varias horas de antelación, los taxistas de la Ciudad Condal amenazan también con huelgas. En este caso, coincidiendo con el Mobile World Congress, que tendrá lugar la última semana de febrero en Barcelona.

Normas