Apple bate su récord de ventas en España pese a rebajar su previsión global

La compañía espera superar sus propias marcas históricas también en países como Estados Unidos, Países Bajos, Canadá, Alemania, Italia y Corea del Sur

Tim Cook, consejero delegado de la tecnológica Apple.
Tim Cook, consejero delegado de la tecnológica Apple.

El gigante tecnológico Apple espera obtener en su primer trimestre fiscal (entre octubre y diciembre del pasado 2018) los mayores ingresos de su historia en España. Así lo aseguró Tim Cook, consejero delegado de la compañía, en la carta que envió a los inversores para informarles de que la empresa bajó sus previsiones de crecimiento globales hasta los 84.000 millones de dólares, unos 73.910 millones de euros, debido a las malas ventas de su producto estrella, el iPhone, en China.

Cook no facilitó una estimación concreta de su previsión de ventas en España, más allá de decir que serían récord. Es difícil conocer los ingresos de Apple en España porque factura la mayor parte de sus ventas a través de Irlanda. Su filial española de soporte de ventas, Apple Marketing Iberia, que históricamente recibía una comisión del 1% de las ventas del mercado español, facturó una cifra récord de 40,1 millones en su ejercicio 2016-2017, lo que apuntaría a un negocio inducido de más de 4.000 millones. Además, su filial de las Apple Stores, Apple Retail, también logró ventas récord de 382,4 millones ese ejercicio, tras crecer un 13%. El grupo no ha facilitado cifras más recientes.

A pesar de la caída en China, Apple ha obtenido ventas récords en varios países. En la carta, Cook aseguró que no solo esperan batir sus propias marcas en España, sino también en varios países desarrollados como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Países Bajos y Corea del Sur. Además, la empresa espera alcanzar récords en mercados emergentes como Polonia, México, Malasia y Vietnam.

Cook, además, ha recalcado que si se tienen en cuenta el resto de ramas de negocio de la empresa como son los servicios, los accesorios (como los relojes inteligentes), los Macs y los iPads; todos ellos juntos, sin contar el iPhone, crecieron su volumen de comercializaciones un 19% en el último año.

Terremoto en el sector tecnológico

El anuncio de la revisión a la baja de beneficios de Apple generó el jueves un terremoto en los valores de las empresas tecnológicas. Samsung, uno de los principales competidores de la empresa de la manzana en el mundo de los teléfonos móviles, cayó en Bolsa un 2,97%; Sony, un 1,08%; la estadounidense Intel bajó un 5,5%, y el gigante Microsoft, un 3,68%. Todas ellas caídas inferiores a la experimentada por las acciones de Apple, que alcanzó el 10%.

El sector tecnológico europeo tuvo el jueves una jornada negra: se desplomó un 4%. Algunas de las firmas que notaron el efecto Apple fueron AMS (dedicada al sector de los semiconductores) que se derrumbó un 23,2%; ASML que cayó un 4,16%; STMicroelectronics que retrocedió un 11,7%, e Infineon Technologies que bajó un 4,7%.

Normas