Apple se desploma un 10% en Bolsa tras reducir sus previsiones de crecimiento

La multinacional arrastra a otras compañías del sector tecnológico: Samsung ha disminuido su valor un 2,97%; Sony, un 1,08%; Intel, un 5,5%; y Microsoft, un 3,68%

Tim Cook, consejero delegado de Apple.
Tim Cook, consejero delegado de Apple. Reuters

El grupo tecnológico Apple se ha desplomado un 10% en la Bolsa estadounidense este jueves. La caída se ha producido después de que la multinacional revisara a la baja su pronóstico de ingresos para su primer trimestre fiscal, que ha transcurrido entre octubre y diciembre de 2018. El gigante prevé obtener unos ingresos de 84.000 millones de dólares, unos 73.910 millones de euros. El motivo de este profit warning es la mala evolución de las ventas del iPhone en China, según ha explicado el consejero delegado de la compañía, Tim Cook, en una carta remitida a los inversores.

Esta revisión supone una disminución de entre el 5,6% y el 9,7%, ya que la multinacional había previsto facturar entre 89.000 y 93.000 millones de dólares. "Nuestros ingresos serán más bajos que lo que preveíamos para el trimestre, pero otros elementos se mantendrán en línea con nuestros pronósticos iniciales", ha explicado el máximo directivo de Apple en una carta al regulador bursátil norteamericano SEC.

El anuncio ha generado un terremoto en el sector tecnológico en general. Samsung, uno de los principales competidores de la empresa de la manzana en el mundo de los teléfonos móviles, ha caído en Bolsa un 2,97%; Sony un 1,08%; la estadounidense Intel bajó un 5,5%; y el gigante Microsoft un 3,68%. Las tecnológicas europeas, por su parte, también han notado el efecto Apple: AMS (dedicada al sector de los semiconductores) se ha desplomado un 23,2%; ASML ha caído un 4,16%; STMicroelectronics se ha derrumbado un 11,7%; e Infineon Technologies ha bajado un 4,7%.

Cook ha asegurado que si se tienen en cuenta el resto de ramas de negocio de la empresa como son los servicios, los accesorios (como los relojes inteligentes), los Macs y los iPads; todos ellos juntos, sin contar el iPhone, crecieron su volumen de comercializaciones un 19% en el último año.

Por su parte, el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs ha reducido el precio objetivo de Apple para 2019 en un 23%, de los 182 dólares por acción previstos a los 140 dólares por valor. Además, espera que Apple disminuya sus ingresos en 2019 en un 6%.

Tim Cook ha explicado en la carta que como los principales modelos de la firma se lanzaron en periodos diferentes, esto podía afectar a la comparativa entre los ejercicios económicos de la empresa. "Nuestros modelos principales, el iPhone XS y el iPhone XS Max, salieron en el cuarto trimestre de 2018 (...) mientras que el iPhone X se estrenó en el primer trimestre. Sabíamos que esta situación podía generar una difícil comparativa con el primer cuarto de este ejercicio", ha señalado el directivo.

"En segundo lugar, sabíamos que la fortaleza del dólar estadounidense generaría vientos en contra en la evolución del cobro en divisas y pronosticamos que esto reduciría nuestro crecimiento de ingresos en unos 200 puntos básicos en comparación con el año anterior", ha añadido Cook.

Y por último la compañía esperaba una "debilidad económica en algunos mercados emergentes, lo que resultó tener un impacto significativamente mayor" del que Apple había proyectado, ha reconocido Cook.

Mercado chino

Cook ha analizado con detalle en su carta la situación del mercado chino. "Si bien anticipamos algunos desafíos en mercados emergentes claves, no previmos la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China. De hecho, la mayor parte de nuestro déficit de ingresos, y más del 100% de nuestra disminución en la facturación, se produjeron en este país asiático", ha explicado. 

“Creemos que el entorno económico en China se ha visto afectado por el aumento de las tensiones comerciales con Estados Unidos”, explicó el directivo de Apple. Desde la Casa Blanca han asegurado que la situación de las empresas norteamericanas mejorará cuando Donald Trump firme el acuerdo con China. "Si tenemos una negociación exitosa con China, las ventas de Apple y de todas las demás compañías se recuperarán", ha dicho Kevin Hassett, asesor económico del Gobierno estadounidense.

Si bien China y otros mercados emergentes representaron la mayor parte de la bajada de los ingresos del iPhone, en algunos mercados desarrollados, las actualizaciones de iPhone tampoco fueron tan bien como esperaban.

Aunque Cook ha reconocido que es "decepcionante revisar la orientación, el desempeño de Apple en muchas áreas mostró una fortaleza notable a pesar de estos desafíos". "Nuestra base instalada de dispositivos activos alcanzó un nuevo récord: creció en más de 100 millones de unidades en 12 meses. Se están utilizando más dispositivos de Apple que nunca", ha señalado el máximo directivo de la empresa.

Cook ha detallado que "la rentabilidad y generación de flujo de efectivo son sólidas", y esperan salir del trimestre con aproximadamente 130.000 millones en efectivo neto. "Al salir de un trimestre desafiante, estamos tan seguros como siempre de la fortaleza fundamental de nuestro negocio. Manejamos Apple a largo plazo, y la compañía siempre ha usado los periodos de adversidad para reexaminar su enfoque y aprovechar nuestra cultura de flexibilidad, adaptabilidad y creatividad".

Por último, Cook ha explicado a la SEC cuál va a ser la nueva estrategia respecto al mercado del iPhone. "Una de las iniciativas es simplificar el intercambio de teléfonos en nuestras tiendas, financiar la compra a lo largo del tiempo y obtener ayuda para transferir datos del teléfono actual al nuevo".

Y concluye: "este es uno de los pasos que estamos tomando para responder. Podemos hacer estos ajustes porque la fortaleza de Apple reside en nuestra capacidad de recuperación, el talento y la creatividad de nuestro equipo, y la profunda pasión por el trabajo que hacemos todos los días".

Normas