La aparición de nuevos ricos dispara los sueldos de la banca privada en España

Ya hay veteranos cobrando más de 300.000 euros al año

Interior de una oficina de banca privada.
Interior de una oficina de banca privada.

Los sueldos que cobran los banqueros especializados en asesorar a clientes ricos se han disparado en España. La mejoría económica de los últimos años ha hecho que crezca con fuerza el número de personas adineradas. Como consecuencia, las entidades financieras han desatado un baile de fichajes que ha elevado las remuneraciones de algunos de estos profesionales por encima de los 300.000 euros anuales.

“Llevo 13 años trabajando como cazador de talento en esta industria y nunca había visto una inflación de remuneraciones como la que hay ahora. Se están pagando locuras a algunos banqueros”, explica Santiago Díez Rubio, socio y fundador de la firma Intelectsearch.

La principal causa para que se hayan disparado los sueldos ha sido el crecimiento de la riqueza
financiera y su mayor concentración. En 2012 había en España 517.000 personas con un patrimonio líquido (al margen de propiedades inmobiliarias) superior al millón de dólares (unos

Un segmento rentable y concentrado

  • Gran banca. Los cinco mayores bancos españoles tienen una cuota del 76% en este segmento. Santander administra más de 100.000 millones. BBVA y CaixaBank, alrededor de 65.000 millones. Bankinter suma 35.000 millones, y SabadellUrquijo Banca Privada, otros 26.000.
  • Banca suiza. UBS es el grupo extranjero con más presencia en España, con cerca de 20.000 millones de euros de patrimonio asesorado. También tienen una importante presencia Credit Suisse, Julius Baer, Pictet, Mirabaud, EFG (con su filial A&G Banca Privada), Lombard Odier, Edmond de Rothschild...
  • Nuevos jugadores. En los últimos años han surgido varias firmas independientes especializadas en altos patrimonios. Es el caso de Renta 4 Banca Privada, Abante Asesores, Alantra Wealth Management, Atl Gestión de Patrimonios, Diaphanum, Wealth Solutions, iAdvise Partners, Orienta Capital, Gesconsult, GBS Finanzas, Tressis...
850.000 euros), de acuerdo con un informe de Credit Suisse. Seis años después el número de ricos supera las 850.000 personas (+64%).

Este incremento de clientes adinerados no se ha visto acompañado de un aumento proporcional del
número de especialistas. “Los banqueros privados son un bien escaso, porque deben reunir una faceta comercial, para poder captar y retener clientes, y otra técnica, para conocer los mercados y saber cómo invertir y explicarlo, además de conocimientos sobre fondos, fiscalidad, sucesiones...”,
explica Luis Sánchez de Lamadrid, director general del banco suizo Pictet Wealth Management. “No
es fácil encontrar profesionales que aglutinen todos esos aspectos”, concluye.


Un talento escaso

En Intelectsearch calculan que en España hay unos 2.000 profesionales que se dedican a la banca privada. Muchos de ellos trabajan para los departamentos de banca privada de los grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank...), que tienen una marca y una base de clientes tan amplia que nutre estas divisiones.

Sin embargo, el número de banqueros privados que tiene la capacidad para trabajar sin el sostén de una gran firma detrás es mucho más reducido. El bajo número de estos profesionales hace que sean muy demandados. Además, la competencia no para de crecer. A la gran banca española se suman los bancos estadounidenses (como JPMorgan o Goldman Sachs), los grupos andorranos (Andbank y Crédit Andorrá, a través de su filial Banco Alcalá), la banca suiza (UBS, Credit Suisse, Julius Baer, Lombard Odier, Pictet o EFG, a través de su filial A&G Banca Privada) y cada vez más firmas independientes.

Las firmas suizas, andorranas y estadounidenses tratan de robar algo de cuota de mercado a la gran banca española

Desde el sector coinciden en señalar dos movimientos que han desatado un baile de fichajes. El primero, la salida de un equipo de profesionales de Deutsche Bank Wealth Management hacia Indosuez Wealth Management “con unos sueldos estratosféricos”, según explica el consejero delegado de una importante entidad de banca privada.

La segunda operación de calado fue la salida en tromba de banqueros privados de Banca March
hacia UBS, Diaphanum, Bankinter.... “En este caso, la entidad ha pensado que su marca valía más que el talento de sus banqueros, por lo que redujo algunos bonus y desató las salidas”, apuntan fuentes del sector.

Los banqueros privados cobran un sueldo que suele ser un 0,1% del patrimonio que asesoran. Si son 100 millones de euros, reciben un fijo de 100.000 euros. Si son 200 millones, cobran 200.000 euros. Con bonus y otros pagos variables son muchos los que están ingresando más de 300.000 euros.

En las últimas semanas sigue habiendo movimientos. Un equipo de tres banqueros veteranos de UBS ha fichado por Julius Baer –“con unas condiciones fuera de serie”, comenta un competidor– y, además, Mutua Madrileña ha comprado el 50,1% de la filial de banca privada de Alantra.

“Es un segmento de negocio muy rentable, en el que todo el mundo quiere estar, pero algunos sueldos que se están pagando parecen poco realistas”, resume Díaz Rubio. 

Normas