Mutua compra el 30% de la catalana EDM para crecer en gestión de activos

La aseguradora tiene la opción de alcanzar el 51% del capital en 2019

Eusebio Díaz-Morera, presidente de EDM, junto con Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Eusebio Díaz-Morera, presidente de EDM, junto con Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Mutua Madrileña sigue en modo compras. La aseguradora ha alcanzado un acuerdo para adquirir el 30% del capital de la gestora de fondos EDM. La firma, de origen catalán pero con la sede social en Madrid debido al desafío independentista, administra activos por un volumen de 3.700 millones de euros y cuenta con oficinas en Barcelona, Madrid, Luxemburgo y Ciudad de México.

La operación, que ya ha sido aprobada por los respectivos consejos de administración y se estima que se materialice en el primer trimestre de 2019. El acuerdo contempla la opción de que Mutua Madrileña pueda adquirir un 21% adicional a finales de 2019, llegando así hasta el 51%.

Mutua Madrileña se había fijado como uno de los objetivos de su plan estratégico crecer en el negocio de la gestión de activos. El grupo Mutua cuenta con un potente brazo financiero, Mutuactivos, que tiene 5.530 millones de euros de activos bajo gestión. Sin embargo, el presidente Ignacio Garralda se había marcado el reto de crecer también en el ámbito de la banca privada.

Un primer paso lo dio hace tan solo dos semanas, cuando alcanzó un acuerdo para comprar el 51% de Alantra Wealth Management, la división de asesoramiento para clientes ricos del banco de inversión Alantra. Pagó 23,7 millones de euros.

De la compra del 30% de EDM no ha trascendido el precio, aunque fuentes del sector apuntan que podría rondar los 45 millones de euros.

EDM es una de las principales boutiques de inversión independiente en España y cuenta con una importante penetración en Cataluña, donde mantiene una posición de liderazgo. La firma mantendrá su actual independencia en la gestión y asesoramiento patrimonial. En este sentido, el fundador Eusebio Díaz-Morera se mantendrá como presidente y Antoni Estabanell como consejero delegado.

Para Ignacio Garralda, presidente de Mutua, “la compra confirma la apuesta de Mutua Madrileña por la gestión de activos y el impulso al negocio de fondos de inversión, con el objetivo de ser la compañía independiente de referencia en la gestión y asesoramiento patrimonial”, según explica en un comunicado.

Normas