Economía endurece más el cobro de incentivos por la venta de fondos de inversión

Las entidades deberán ofrecer al menos dos productos de la competencia por cada gama

Nadia Calviño, ministra de Economía.
Nadia Calviño, ministra de Economía.

El Gobierno ha aprobado el real decreto por el que continúa con la adaptación de la directiva Mifid 2 para que los mercados funcionen mejor y que debió haber entrado en vigor el pasado enero. Economía afina las condiciones para vender los fondos de inversión, después de aprobar el pasado 26 de septiembre la base de la normativa europea.

Hasta el año pasado, la banca se embolsaba de media seis de diez euros de la comisión de gestión de los fondos de inversión. Estas son los denominados incentivos de comercialización o retrocesiones. Desde enero, en teoría solo pueden ingresar estas comisiones si se produce una mejora del servicio, pero existía un cierto limbo legal sobre qué se entendía por mejorar el servicio.

La norma aprobada hoy incluye tres formas para que los bancos acreditan que mejoran el servicio:

1. Cuando solo comercialicen (es decir, no ofrezcan asesoramiento, lo que ocurría de forma abrumadoramente mayoritaria hasta la llegada de Mifid 2), deberán incluir en su oferta de fondos un 25% de productos de otras gestoras en la misma categoría.

Si prestan el servicio de asesoramiento no independiente:

2. Que también ofrezcan productos de terceros y no solo propios.

3. Que se comparen sus características y que la entidad realice un seguimiento de la idoneidad del producto para el cliente.

La asociación de las gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones (Inverco) había solicitado la inclusión de un cuarto supuesto, que contemplara la peculiaridad del sistema financiero español, donde los fondos se venden mayoritariamente a través de la extensa red de oficinas bancarias. Así, Inverco pidió que se permitiera una herramienta de asesoramiento guiado. La Asociación Española de Banca (AEB) solicitó que se tuviera en cuenta la amplia red de sucursales.

Las peticiones de ambas organizaciones fueron desoídas por el anterior Ejecutivo y han vuelto a ser ignoradas por el actual. Fuentes del sector indican incluso que se han endurecido aún más las condiciones inicialmente propuestas por el Gobierno de Mariano Rajoy, primero con Luis de Guindos y después con Román Escolano. 

A falta de disponer del texto final, estas fuentes afirman que se van a incluir más restricciones para el cobro de incentivos, al endurecer la definición de qué entienden por producto de terceras entidades y al incluir además del 25% mencionado el que ofrezcan un número mínimo de productos, en concreto dos alternativas de terceras gestoras.  Economía ha valorado además que se considere que existen incentivos cuando se distribuyan productos de entidades del grupo, incluso si no se produce un pago efectivo a los distribuidores por parte de entidades del grupo.

Normas