Canarias

Los empresarios ante el año 2019: bajada de expectativas

El colectivo ve este año como el del inicio de la diversificación, pero empresas reclaman de cara a 2019 que se desbloqueen las inversiones

Las Palmas de Gran Canaria
Las Palmas de Gran Canaria

Las mayores preocupaciones, los temas candentes, de este 2018 han resultado ser las mayores alegrías para los empresarios canarios: el REF y el Estatuto de Autonomía. “Hemos luchado y buscado mucho consenso para que esas dos leyes vieran la luz. Esto justifica el esfuerzo de toda la legislatura”, afirma Agustín Manrique de Lara, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios. 

El nuevo Estatuto ha aportado seguridad jurídica al tejido empresarial, ofreciendo un instrumento que anima a iniciar proyectos. “Aunque el turismo sigue siendo el pulmón y el corazón de la economía canaria, se están dando pasos importantes hacia la tan ansiada diversificación, como son las producciones cinematográficas. Estamos generando nuevos oficios en las Islas”, explica Mario Romero Mur, presidente del Círculo de Empresarios de Gran Canaria.

La diversificación llega también a otros campos. “Los sectores intensivos en conocimiento crean puestos de trabajo estables y de calidad”, establece Airam Rodríguez, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife. ”Estamos en un buen momento para la mejora de procesos internos, automatización y todo aquello que provea de mayor valor añadido a los productos y servicios prestados por las empresas”, añade. 

Los empresarios estiman además que las cifras podrían mejorarse ligeramente en este último trimestre gracias a la demanda interna. A pesar de la caída de las exportaciones, Canarias podría recuperar el 0,7% de crecimiento. “Ha sido un año de creación de empleo, de capitalización, se ha ganado solvencia y rentabilidad. Ojalá todos los años sean así”, afirma el presidente del Círculo.
A los más jóvenes les ha preocupado especialmente en este 2018 la ruptura del diálogo social.

Los sindicatos y los colectivos empresariales son agentes en los que el Gobierno se tiene que apoyar para cambios importantes en materia económica y laboral. No se puede hablar de consenso y diálogo y gobernar a decretos”, afirman desde AJE. “Y en este punto me gustaría recordar que los empresarios somos los que creamos empleo tanto privado en nuestras empresas como el público que subsiste con nuestros impuestos entre otros”, concluye. 

Las organizaciones cierran el año con la sensación de dejar hechos los deberes. Aseguran que han acumulado empleo, han generado más contratos indefinidos y los salarios aumentan porque el IRPF crece a ritmos superiores al 6%. “Estamos en la buena senda, no debemos salirnos del camino con políticas poco ortodoxas”, asegura Manrique de Lara. 

Deberes hechos en algunas asignaturas, pero aún quedan asuntos pendientes, según los empresarios, como es el desatasco de la inversión privada y el inicio de la obra pública. “Esperamos que pronto se firmen los convenios pactados con el Gobierno de España. Sería una tremenda irresponsabilidad por parte el ejecutivo de Pedro Sánchez no cumplir con Canarias”, advierte el líder de la CCELP.

“Para mantener las cifras actuales es indispensable el desbloqueo de las inversiones en nueva planta alojativa turística. Otros destinos están fortaleciendo su oferta y aumenta la competitividad, no podemos quedarnos atrás”, dice Manrique de Lara. “Los nuevos mercados praticamente les están pagando las vacaciones a sus clientes”, apostilla Romero en este sentido. Tampoco le ha ido tan mal a otros sectores. La tendencia parece ser la continuidad en lo que depende del consumo interno, el comercio, las importaciones, la industria y el puerto estará en expansión en los últimos años. “Disfrutamos de la inercia del crecimiento de los últimos años, pero el momento clave será en 2020”, afirma Manrique de Lara. “Tenemos la percepción de que ha sido un año de inflexión, en el que el crecimiento económico y la creación de empleo se ralentiza. Las expectativas para 2019 son, obviamente, más bajas”, concluyen desde la CCE. “Dudo que se mantenga el PIB en 2019: caerá por la lentitud de la Administración y el descenso del turismo”, sentencia Romero Mur.

Unos datos menos halagüeños

Crecimiento frenado. La economía canaria crecerá un 2,2% en 2018, siete décimas menos que en 2017, y un 1,2% en 2019, un punto porcentual menos que en 2018, según el último informe de coyuntura de la CEOE Tenerife.

Augurios. El turismo y el consumo interno cambian de tendencia y caen o se estancan. Por primera vez en los últimos diez años, el sector turístico se comportará en Canarias peor que el resto de la economía.

Relevo. Ningún otro sector toma el relevo de tractor del crecimiento. Ni la construcción, lastrada por los problemas regulatorios para la edificación de vivienda nueva; ni el sector público, cuya inversión apenas crece.

Normas
Entra en El País para participar