La bajada del petróleo y la menor subida de la luz restan medio punto a la inflación

El INE confirma la bajada del IPC hasta el 1,7% interanual y Funcas rebaja al 1,5% la inflación media esperada para este año

ipc 2018

El Indice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,1% en noviembre en relación al mes anterior y recortó seis décimas su tasa interanual, hasta el 1,7%, su menor nivel desde el pasado mes de abril, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

Estadística ha atribuido la caída de la tasa interanual del IPC de noviembre al descenso de la energía. Las gasolinas han tenido el mayor efecto, toda vez que los precios del petróleo bajaron con fuerza el mes pasado. El epígrafe de transporte resta 3,5 décimas a los precios. 

No obstante, todos los grupos de productos influyen a la baja. La vivienda resta 1,5 décimas a la inflación porque, aunque sigue subiendo (un 2,8% interanual), l o hace a ritmo más lento. Los alimentos y el ocio también se abaratan en noviembre. 

La tasa interanual de noviembre es la vigésimo séptima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,7% superiores a los de hace un año. Tras seis meses por encima del 2%, en el penúltimo mes del año el IPC ha logrado bajar de esa barrera y situarse en su menor nivel desde abril.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima en noviembre, hasta el 0,9%, con lo que se sitúa ocho décimas por debajo de la del IPC general. En el penúltimo mes del año, el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 1,7%, seis décimas menos que en octubre.

Funcas, por su parte, ha rebajado una décima su estimación de inflación media para este año, hasta el 1,7%, mientras que considera que la tasa de diciembre se situará en términos interanuales en el 1,5%, tres décimas menos. Un porcentaje que, de confirmarse, implicaría que el Gobierno no tuviera que compensar la pérdida de poder adquisitivo a los pensionistas, colectivo que verá como sus prestaciones se revalorizan un 1,6% (un 3% las mínimas).

Normas