Llenar la hucha mientras se toma un café

‘Fintechs’ que ayudan a guardar para el retiro con el mínimo esfuerzo

Llenar la hucha mientras se toma un café
Getty Images

El problema del envejecimiento de la población como consecuencia del aumento de la longevidad y la caída de la tasa de natalidad así como la imposibilidad de mantener el actual nivel de pensiones son incontestables. Lo cierto es que muchos ciudadanos no son conscientes del nivel de renta que les va a quedar cuando se jubilen.

Por ello, aplicaciones como Pensionbot resultan muy útiles a la hora de enfrentar esa realidad. Llegado el momento de ahorrar, la tecnología también contribuye a fortalecer el tercer pilar sobre el que, según advirtió la Comisión Europea en 2013, deben sustentarse los sistemas de pensiones: las aportaciones individuales.

Arbor, de vuelta al redondeo

Aunque esta aplicación es conocida por guardar el dinero resultante del redondeo de nuestras compras (por ejemplo, si pagamos 1,75 por un café, Arbor guarda automáticamente los 25 céntimos restantes hasta llegar al euro y los ingresa en su cuenta –un gesto con el que, según los cálculos de la fintech, se pueden llegar a ahorrar 480 euros anuales–), también cuenta con otros dos métodos: transferencias periódicas y retos temporales para alcanzar una meta en un plazo determinado.

Además, Arbor dispone de un sistema de gamificación por el que durante 12, 24 o 48 semanas se va ahorrando un euro más cada semana hasta cumplir el objetivo fijado.

La aplicación también permite diferenciar entre ahorro a corto y largo plazo. En el primer caso funciona como una hucha bancaria o digital, mientras que en el segundo, que se pondrá en marcha próximamente a partir de cinco euros, invierte el dinero con el fin de conseguir un retorno y cierta rentabilidad en el robo advisor ETFMatic.

Arbor permite al usuario crear sus propias metas, mientras que Pensumo premia el reciclaje y la lectura de libros de papel

El dinero de los usuarios siempre está respaldado por el Fondo de Garantía de Depósitos, el proveedor de pagos del sistema está registrado en el Banco de España y la firma está autorizada para operar como entidad de pago en 30 países de Europa.

Arbor ha sido elegida como una de las 15 mejores aplicaciones de toda Europa en el Eu-StartUps Summit, un evento de la cumbre EU-Startups en el que participaron más de 700 empresas de base tecnológica, de las cuales apenas tres fueron españolas.

Pensumo, recompensa a la vida sostenible

Ahorrar gastando. Suena a fantasía, pero no es ciencia ficción, sino la idea de José Luis Orós. Tras conseguir el sello de excelencia y la financiación de la fase dos del programa europeo Horizonte 2020, Pensumo se alió con comercios físicos y online, como Medicamarkt, Amazon, Fnac, Intimissimi…, para que el usuario reciba un porcentaje de su gasto, el cual la aplicación redirige a un plan de ahorro garantizado por Allianz, aunque trabajan para ofrecer productos de diferentes aseguradoras y gestoras.

El dinero devuelto por el comercio puede ir desde el 1% al 10%, dependiendo de la tienda. Para conseguir el reembolso, en el caso de los comercios físicos, el usuario debe justificar los tiques de sus compras y consumos en la aplicación, mientras que para las compras online debe conectarse al servidor de la compañía.

Además de propiciar el ahorro a través de las compras, Pensumo recompensa el modo de vida sostenible. Así, el verano pasado era posible recibir dinero por leer si se escaneaba el código del libro y, actualmente, gracias a una iniciativa de Ecoembes, los ciudadanos de Zaragoza pueden hacerlo si se fotografían reciclando.

“Individualmente pueden parecer céntimos, pero si juntamos la compra de una barra de pan durante 30 años, el ahorro puede llegar a los 400 euros más los intereses”, asegura Orós. “Si gastamos entre los 600 y los 800 euros al mes, al cabo de 30 años podemos llegar a tener entre 30.000 y 50.000 euros”, añade.

El sistema, según el emprendedor, es un nuevo pilar para las pensiones, “pero sin tener que sacarlo de nuestro bolsillo”, y una manera de que “de­sempleados, empleados del hogar o personas sin recursos puedan tener una pensión”. A las personas que sí están cotizando les sirve de complemento.

Las apuestas de Evo y Axa

• Coinscrap acaba de llegar a un acuerdo para ofrecer su modelo a los clientes de Evo Banco. Con esta aplicación, primero se elige la cantidad a la que se quiere aplicar el redondeo. Puede ser hasta un euro, dos o cinco… Si paga una cerveza de 1,20 euros, los 80 céntimos restantes hasta llegar a los 2 o los 3,80 para llegar a los 5 van a un producto de inversión. Hay tres posibilidades: para ahorros a corto plazo, el dinero se dirige a un seguro de ahorro garantizado de Caser con liquidez; para medio plazo, el usuario puede elegir entre dos carteras, una conservadora firmada por BlackRock u otra más arriesgada de Magallanes. Por último, si el objetivo es ahorrar para la jubilación, el vehículo seleccionado es un plan de pensiones de renta fija de Caser o uno más arriesgado de Magallanes.

• Axa lanzó su propia aplicación de ahorro en mayo pasado. Su concepto replica la idea de Pensumo y ya cuenta con más de 100 establecimientos adheridos. Según cálculos de la aseguradora, un comprador puede llegar a ahorrar más de 30 euros al mes en su plan de pensiones Axa MPP Moderado, que acumula una rentabilidad anualizada del 5,6%. El plan funciona igual que cuando se realizan aportaciones a planes individuales, pero con cantidades más pequeñas, periódicas y vinculadas a las compras realizadas a través de la aplicación.

Normas