Reciclaje: hacia un modelo económico circular

Nos estamos jugando la supervivencia del planeta y es tarea de todos trabajar desde nuestro ámbito de responsabilidad

Ya han pasado tres años desde el histórico Acuerdo de París sobre cambio climático alcanzado en la COP21 convocada por Naciones Unidas. Con sus claros y oscuros, el acuerdo de París supuso un primer avance para acometer algunos de los desafíos más apremiantes: cambio de modelo energético, nuevos sistemas productivos, transporte limpio, ciudades más sostenibles, consumo responsable, integración de la economía circular…

Desde 2015, no cabe duda de que se ha ido avanzando, pero es ahora, en la COP24 que se celebra en la ciudad polaca de Katowice, cuando realmente hay que cerrar todo el paquete de medidas aprobado en París. Por lo pronto, los cerca de 200 países que participan en esta cumbre llegan con muchos deberes por hacer, debiendo solventar cuatro grandes bloques: la mitigación al cambio climático; la adaptación al mismo; la transparencia del sistema para informar sobre el cumplimiento de los compromisos de los países, y la financiación climática. Y también con una advertencia del Panel Internacional del Cambio Climático (IPCC), que en su último informe recalca que los actuales compromisos de reducción de emisiones serían insuficientes para frenar el incremento de la temperatura por encima de 1,5 grados.

En este contexto de búsqueda de soluciones, y desde el granito de arena que como organización que aúna a ciudadanos, Administración y empresas, hacemos un llamamiento a lo que el reciclaje puede aportar. Un ejemplo de ello es que, al reciclar los envases, contribuimos a mitigar la contaminación ambiental y a conseguir una mejor calidad del aire. Esto no significa que el reciclaje sea la única herramienta, pero sí es indispensable para poder acelerar esa transición hacia un modelo económico circular, donde los residuos sean recursos. La experiencia de Ecoembes durante 20 años de trabajo, con resultados positivos tanto en la cantidad de residuos de envases recuperados, que crece año a año (especialmente en los últimos años), como en la interiorización de hábitos de consumo responsable por parte de una ciudadanía cada vez más concienciada, debe poder aprovecharse para trasladarlas a otras esferas y prácticas diarias del ciudadano para que, junto al reciclaje, sumen en pro del medio ambiente.

En ello trabaja también el Gobierno de España, quien está elaborando, a través del Ministerio para la Transición Ecológica, un borrador de ley ambicioso que propone objetivos concretos y medidas para una transición a un nuevo modelo energético que nos lleve a una economía descarbonizada. Un giro importante en las políticas climáticas españolas, alineadas con las necesidades globales. En Ecoembes compartimos esta visión de colaborar por un reto común, porque nos estamos jugando la supervivencia del planeta, y es tarea de todos trabajar desde nuestro ámbito de responsabilidad para crear un futuro circular que lo garantice.

Óscar Martín es Consejero delegado de Ecoembes

Normas