Sundar Pichai: "Google no tiene por ahora planes de lanzar un buscador en China"

El CEO de Google niega también ante el Congreso de EE UU parcialidad política de las plataformas de la compañía

Sundar Pichai, CEO de Google, comparece ante el Senado EE UU.
Sundar Pichai, CEO de Google, comparece ante el Senado EE UU.

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, ha asegurado este martes que actualmente su compañía “no tiene planes” de lanzar un buscador en China, pero no descartó que puedan hacerlo más adelante. "Apostamos y apoyamos la libertad de expresión y los derechos humanos, y por ahora no hay ningún plan en ese país", insistió durante su primera audiencia ante el Congreso de EEUU.

La aclaración llega en plena polémica ante el arresto de la directora de Finanzas de Huawei que está enfrentando al Gobierno chino y estadounidense, y tras las fuertes quejas de muchos empleados de Google que, el pasado noviembre, a través de un manifiesto reclamaron a la multinacional que cancelaran el proyecto de desarrollar una versión de su motor de búsqueda para China. Una iniciativa, conocida bajo el nombre de dragonfly, a la que también se han opuesto organizaciones como Amnistía Internacional, porque permitiría la censura en las búsquedas del Gobierno chino y la "vigilancia" de este Estado. Activistas de esta organización desplegaron pancartas gigantes junto a las sedes de Google en diferentes países, entre ellos en España, a las puertas de Torre Picasso.

Pichai añadió que será “totalmente transparente” con los responsables políticos si lanzaran un buscador en el país asiático. Y aseguró a los senadores que "cada vez que Google considera trabajar en un país, el equipo estudia las condiciones para operar ahí". El directivo también apuntó que "obtener acceso a la información es un derecho humano importante, por lo que siempre estamos obligados en todo el mundo a esforzarnos por proporcionar esa información", informó Reuters.

El diario digital The Intercept fue quien el pasado febrero hizo público que Google habría retomado su viejo proyecto de desarrollar un buscador para China tras abandonarlo hace ocho años, cuando Google fue bloqueada en el país asiático. Según este periódico, el nuevo proyecto empezó a tomar forma en diciembre de 2017 tras un encuentro entre Pichai y un alto funcionario del Gobierno chino. En agosto, el CEO de Google había dicho por carta a los senadores de EE UU que proporcionar un motor de búsqueda en China daría “amplios beneficios” al país, pero que no estaba claro si la compañía podría lanzar allí el servicio, según añadió Reuters.

Pichai confirmó el pasado octubre la existencia de ese proyecto, aunque hoy se ha desmarcado de los presuntos plantes de su compañía de regresar a China.

El CEO de Google también negó hoy que su compañía sea favorable a las corrientes políticas más progresistas, como algunos legisladores y medios de comunicación han afirmado. “Dirijo esta empresa sin prejuicios políticos y trabajo para garantizar que nuestros productos continúen funcionando de esa manera. Si lo hiciera, iría en contra de nuestros principios fundamentales e intereses comerciales”, informó Efe. Pichai defendió que Google “proporciona plataformas para diversas perspectivas y opiniones” y dijo que entre sus trabajadores existen diferentes ideologías.

El ejecutivo ha intervenido ante el Congreso después de que lo hayan hecho otros altos ejecutivos de otros gigantes tecnológicos, como el fundador y CEO de Twitter, Jack Dorsey, y la responsable de Operaciones de Facebook, Sheryl Snandberg. 

Todas estas compañías llevan tiempo en la picota por sus políticas de privacidad y seguridad y por su supuesta influencia en el resultado de las elecciones presidenciales en EE UU de 2016. Muchas voces critican que estos gigantes tecnológicos no han llevado a cabo las medidas necesarias para combatir la desinformación desde sus plataformas sociales o para no preservar la privacidad de sus usuarios.

Sobre la recolección de datos, Pichai indicó que las condiciones de uso de sus plataformas son transparentes y que los usuarios de Android saben qué información recopila Google sobre ellos. En la misma línea, apuntó que las personas tienen siempre el control sobre los datos que almacena la compañía y resaltó que cada mes envían recordatorios a sus usuarios para que revisen su configuración de privacidad. Según los datos que maneja Google, 160 millones de usuarios han accedido al panel "Mi Cuenta", donde se puede comprobar qué información guarda la compañía. El directivo admitió, no obstante, que esa herramienta podría simplificarse para que su uso fuera más sencillo.

Normas