El reto para textil y alimentación es producir con menos agua

Mahou San Miguel, Coca-Cola, Inditex y C&A implantan medidas de ahorro

El reto para textil y alimentación es producir con menos agua
Getty Images

Reducir el consumo de agua se ha convertido en uno de los principales objetivos en la estrategia de responsabilidad social de algunas empresas, sobre todo en sectores como bebidas, alimentación o textil. Entre las que están realizando más actuaciones en este sentido destacan firmas como Mahou San Miguel, Coca-Cola, Inditex o C&A.

El ahorro puede producirse de muchas maneras, como apunta Alberto Garrido, vicerrector de Calidad de la Universidad Politécnica de Madrid y director del Observatorio del Agua de la Fundación Botín: “Cambiando las tecnologías de lavado en la confección de unos vaqueros, reciclando en las industrias alimentarias, modernizando las instalaciones de baños y duchas en los hoteles o utilizando riego localizado en la agricultura”.

Aunque es ahora cuando las compañías están tomando más medidas, el ahorro ya comenzó a impulsarse con el cambio de milenio. Amelia Pérez Zabaleta, directora de la Cátedra Aquae de ­Economía del Agua (fruto de la colaboración entre la Fundación Aquae y la UNED) afirma que “entre los años 2000 y 2014 las empresas españolas redujeron su consumo de agua por unidad de producción en un 40%”.

Un logro que se ha conseguido “implantando tecnologías y mecanismos de ahorro, concienciando al personal y promoviendo un modelo de economía circular, entre otras medidas”. Además, como indica Paloma Sánchez Pello, directora de competitividad y sostenibilidad de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), las compañías de este sector están tomando medidas como “la gestión eficiente del consumo y el uso de las mejores técnicas ambientales disponibles”.

La tecnología, los mecanismos de ahorro, la concienciación y los modelos de economía circular reducen el uso hídrico

Los inmuebles que ocupan las empresas también juegan un papel importante, apunta Ramón Rodríguez, director asociado en consultoría energética y sostenible de Arup España: “Medidas de muy bajo coste pueden conducir a ahorros de al menos el 30% del volumen de agua potable empleado en una oficina”.

Las más activas

Una de las empresas de bebidas que más está ahorrando es Mahou San Miguel. Su directora de comunicación, relaciones institucionales y sostenibilidad, Patricia Leiva, indica que “desde el año 2000 hemos reducido nuestro consumo unitario de agua más de un 40%, lo que equivale a 3,8 millones de m3, y nos comprometemos a reducir otro 10% para 2025 y a desarrollar programas de protección de las fuentes hídricas en nuestros entornos”.

Las cifras

30% es el volumen de agua potable que se puede ahorrar en una oficina con medidas de bajo coste.

25%  es el objetivo de Coca-Cola para disminuir en 2020 su necesidad de agua.

14%  rebajó C&A el uso de recursos hídricos en 2017.

Para ello, la firma ha emprendido diferentes proyectos. “Estamos trabajando de la mano de nuestros principales proveedores de materias primas para fomentar y compartir buenas prácticas entre los agricultores, y optimizamos proyectos innovadores ya emprendidos, como el de recuperación de vahos de cocción, una iniciativa que comenzó en 2008 en el centro de producción de Alovera (Guadalajara) y que se ha ampliado a otros como el de Burgos”, indica.

Coca-Cola desarrolla (entre 2010 y 2020) un plan para reducir su necesidad de este líquido en un 25% y reponer el 100%. Pepsico, por su parte, puso en marcha en 2009 en todas sus plantas el programa ReCon (Resource Conservation), con medidas enfocadas a la mejora de la eficiencia en el consumo de agua y energía. Mientras que Orangina Schweppes cuenta con un sistema de reciclaje que redujo su uso un 8% en 2013.

En alimentación, Campofrío puso en marcha en 2009 un plan de eficiencia que en 2015 redujo un 10% su consumo de electricidad, combustible y agua. Bimbo disminuyó entre 2009 y 2011 su huella hídrica en un 3,92%. Por su parte, ElPozo reutiliza como riego el agua depurada proveniente del proceso industrial y Nestlé ha instalado en sus plantas unos nuevos condensadores evaporativos que reducen de forma importante el consumo.

Ejemplos en todos los sectores

• En textil, C&A disminuyó su consumo un 14% en 2017 con respecto a 2016. Domingos Esteves, director general de la firma en España y Portugal, destaca su compromiso con el uso de algodón más sostenible, “un factor muy importante a la hora de reducir el consumo de agua azul y verde en agricultura, llegando a alcanzar ahorros del 56% y del 37%, respectivamente, si lo comparamos con el algodón convencional”.

• Inditex se ha propuesto promover un consumo más eficiente en sedes centrales, centros logísticos, tiendas y cadena de suministro, para reducirlo un 50% de 2011 a 2020.

• El fabricante de neumáticos Michelin ha establecido un sistema de gestión integral del agua con monitorización y medidas de reducción en cada punto del proceso.

• HMY, proveedor de soluciones para el retail, disminuyó el consumo en su fábrica de Cariñena (Zaragoza) un 23% entre 2011 y 2016, con campañas de concienciación, tratamientos anticorrosivos y control de fugas.

• La papelera Essity instaló un depósito en Allo (Navarra) en 2014, que prioriza el uso de agua ya procesada, y una planta biológica con grandes depósitos en movimiento que recurren a bacterias para ayudar a la oxigenación.

Normas