Solarpack se garantiza la demanda suficiente para salir a Bolsa el 5 de diciembre

El grupo de energía fotovoltaica ya tiene órdenes para ampliar capital por 100 millones

Las peticiones se centran en la banda media de valoración que va de los 8 a los 10,30 euros

Planta fotovoltaica de Solarpack.
Planta fotovoltaica de Solarpack.

El grupo vasco de energía fotovoltaica Solarpack decidió arriesgarse con una salida a Bolsa a través de una ampliación de capital (OPS, en la jerga), y la CNMV aprobó su folleto el pasado 20 de noviembre. Menos de dos semanas después, la compañía que preside y controla como mayor accionista José María Galíndez Zubiría ya tiene demanda suficiente en la horquilla de precios planteada, según fuentes financieras.

La banda orientativa valora la compañía entre los 260 y los 306 millones de euros (entre 8 y 10,3 euros por acción), y en 316 en caso de que se emplee la opción de agrandar la operación.

Las órdenes se concentran en la parte media, si bien el importe que se propone recaudar será en cualquier caso de 100 millones. Es decir, emitirá más acciones si necesita colocarlas más baratas. En los casos extremos, crearía 9,7 millones de acciones en la máxima valoración, con una ampliación del 32,7%, o 12,5 millones de títulos en la mínima, que supondría un 38,5% del capital resultante. Según el folleto, fijará el precio definitivo y el número de acciones el 3 de diciembre.

La operación está coordinada por Société Générale y CaixaBank, con el apoyo en un segundo escalón de JB Capital y en la que también participan Greentech Capital Advisors y Banco Cooperativo Español (las cajas rurales que no consolidan con el grupo que pilota Cajamar).

La hostilidad del mercado, que impidió el reestreno de Cepsa el pasado 18 de octubre por falta de demanda de calidad a los precios sugeridos, no ha sido un problema para la compañía, en un sector que ha recibido la bendición de los inversores en los últimos meses. Y eso pese a que todavía queda por revisar a finales del año que viene la rentabilidad de las plantas de energía verde ahora en el 7,4% anual.

Solarpack tratará de emular el éxito de la francesa Neoen, que salió a Bolsa el pasado 17 de octubre para ampliar capital por 450 millones de euros y seguir con su crecimiento en energía solar y eólica, con proyectos por un total de dos gigavatios en Australia y Latinoamérica. Salió a un precio de 16,5 euros por acción y ayer cerró a 18,96, de manera que se revaloriza un 14,9% y suma una capitalización de 1.610 millones de euros.

La fotovoltaica española, que diseña, desarrolla, financia, construye y opera plantas fotovoltaicas en todo el mundo, empleará 25 millones de la ampliación para adquirir activos fotovoltaicos en España con una capacidad de 13 megavatios. En concreto, 88 parques solares en Isla Mayor, Lebrija y Llerena, y el 46,74% de las plantas solares de Guijo de Coria, de manera que tras la adquisición tendrá el 96,5% del total de esos activos.

Otros 62 millones serán para desarrollar proyectos ya planteados en Chile, España e India, y otros 15,2 millones para fines corporativos generales. Entre esos últimos, está el desarrollo de su cartera de proyectos de pedidos y otras potenciales oportunidades. Los gastos de la oferta sumarán unos 7,8 millones.

Creada en 2005, su capital se lo reparten sus directivos y fundadores. El actual presidente, José María Galíndez Zubiría, y su mujer controlan el 80%, a través de la sociedad Beraunberri. El consejero delegado, Pablo Burgos, tiene un 15% a través de Burgest 2007. Y el 5% restante está en manos del hermano del presidente.

En los últimos meses, el equipo fundador recompró el 6,2% que le transfirió a Ardian en 2016, y la gestora de capital riesgo transformó su participación en un crédito de 5,072 millones de euros al 11% anual que vence en marzo de 2023.

La compañía facturó 20 millones de euros entre enero y septiembre, un 154% más que los 7,9 millones del mismo periodo del año pasado, mientras que su resultado de explotación (ebit) se multiplicó por más de 20, al pasar de 0,42 millones a 8,6 millones de euros. Su beneficio neto, en cambio, bajó un 47%, hasta 2,3 millones, debido a que los gastos financieros fueron de 5 millones, frente a unos ingresos de 4 millones en 2017.

Entre 2015 y 2017 repartió 14,9 millones de euros en dividendos. La compañía explica que ni en 2013 ni en 2014 entregó remuneración alguna y en el folleto especifica que no prevé el pago de dividendos en efectivo en el plazo de los tres años posteriores al debut en Bolsa.

Un momento de efervescencia para el sector

Alzas en Bolsa. El buen momento para el sector renovable ha incentivado a los fondos a aprovechar la salida a Bolsa de Solarpack. En Bolsa, Audax y Solaria firman un año espectacular. La primera sube un 254,6% en 2018 y la segunda, un 160,4%.

Operaciones. Las últimas subastas de renovables y el cambio de Gobierno tras la moción de censura, que los inversores perciben como más proclive hacia las renovables, han reactivado en los últimos meses el mercado de fusiones y adquisiciones en el sector. Oaktree ha conseguido desatascar la venta de Eolia, que llevaba más de dos años sobre la mesa. La ha adquirido el fondo de pensiones de Alberta (Canadá) por 1.400 millones. Paralelamente, KKR ha contratado a Citi y Macquaire para poner en venta X-Elio (la antigua Gestamp Renovables) por unos 1.200 millones. Queda a la espera la desinversión de Cerberus en Renovalia, para la que contrató hace dos años a Citi y BBVA.

Normas