Trump propone subir un 25% los aranceles a la importación de coches

El presidente nortamericano asegura que de esa manera General Motors no tendría que cerrar fábricas

La compañía estadounidense anunció el lunes que cerrará cuatro fábricas en EEUU

Donald Trump durante un acto en Mississippi, EEUU, el 26 de noviembre.
Donald Trump durante un acto en Mississippi, EEUU, el 26 de noviembre. Reuters

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha amenazado este miércoles con dar una vuelta de rosca más a su política de proteccionismo económico. El extravagante magnate ha sugerido en su cuenta personal de la red social Twitter, que se debería subir un 25% los aranceles a los vehículos importados. "Si hiciéramos eso (subir un 25% los impuestos) con los vehículos que ingresan, se construirían muchos más automóviles aquí y General Motors no tendría que cerrar sus plantas en Ohio, Michigan y Maryland. (...) Además, los países que nos envían coches se han aprovechado de los EEUU durante décadas. El presidente tiene un gran poder en este tema (...) ¡Se está estudiando ahora!", ha dicho Trump.

Donald Trump ha asegurado que esta medida sería igual a la que se ha aplicado "durante años" a la importación de los camiones pequeños, un negocio que, según el magnate, funciona muy bien en EEUU.

Crisis en General Motors

La directiva de la automovilística estadounidense General Motors (GM) anunció el lunes que planea realizar la mayor restructuración de la empresa desde que esta declarase la bancarrota hace una década, en 2009. El fabricante parará la producción el próximo año en tres plantas de ensamblaje en EEUU y Canadá, y ha avisado de que para después de 2019 también corren riesgo dos factorías de motores (ambas en EEUU). Además, GM cerrará dos plantas más en otras partes del mundo, pero no ha especificado cuáles serían.

Las fábricas que planea cerrar la compañía son la de Lordstown, en Ohio; las de Hamtrack y Warren, en Michigan (EEUU); la de Oshawa, en Ontario (Canadá); y la de Baltimore, en Maryland (EEUU).

GM prevé recortar el 15% de sus trabajadores en América del Norte (unos 8.000 empleados despedidos). Además, la compañía quiere reducir en un 25% sus puestos ejecutivos.

Precisamente, GM ha dicho que una de las razones (además de la caída de las ventas de los vehículos del segmento Sedan) por las que tiene que hacer este ajuste, es por la política proteccionista de Donald Trump. Los costes de fabricación de GM en el último año han subido en 881 millones de euros por los aranceles al acero.

Normas