DBRS prevé que la banca elevará los tipos de las hipotecas para repercutir al cliente el coste del impuesto

La agencia de rating canadiense cree que el sector evitará así el efecto en su rentabilidad

Cifra en unos 700 millones de euros el impacto en el sistema bancario español

DBRS prevé que la banca elevará los tipos de las hipotecas para repercutir al cliente el coste del impuesto

La agencia DBRS cree que los bancos españoles repercutirán a los clientes el coste de asumir el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) a través de tipos más elevados, lo que evitará el posible impacto en la rentabilidad del sector.

Así lo ha señalado en un informe difundido este miércoles en el que la agencia comenta los resultados del tercer trimestre y en el que se detiene a analizar la incertidumbre generada en las últimas semanas alrededor del impuesto hipotecario.

Según DBRS, la decisión del Tribunal Supremo respecto a que debía ser el cliente, y no el banco, quien abone dicho gravamen, eliminó la incertidumbre generada sobre el posible coste por litigios para los bancos. "La decisión elimina, en teoría, la probabilidad de que los bancos tengan que reembolsar el impuesto a la autoridad fiscal o a los prestatarios", indica.

En cuanto al posterior Real Decreto del Gobierno, que estableció justamente lo contrario, DBRS estima que el impacto incurrirá en unos costes anuales para el sistema bancario español de alrededor 700 millones de euros, si bien espera que los bancos repercutan este coste adicional a los clientes hipotecarios a través de tipos más elevados, lo que permitiría que el impacto neto en la rentabilidad del sector fuese neutral.

La banca española puede afrontar contingencias

DBRS también ha señalado que los resultados financieros de los bancos españoles al cierre del tercer trimestre y los obtenidos en los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) confirman que el sector está bien equipado para enfrentarse a posibles condiciones económicas y de mercado adversas, y ha apuntado a la recuperación del crédito como clave para elevar su rentabilidad.

De esta manera, ha afirmado que la banca española continuó mostrando un sólido desempeño con menores provisiones y una tendencia positiva en las comisiones, a la vez que se recupera la actividad crediticia.

En concreto, ha destacado que el crédito a empresas no financieras y familias, que ha comenzado a recuperarse este año, podría ser clave para impulsar una mayor rentabilidad de la banca. En este sentido, el incremento de la demanda podría aumentar los ingresos por intereses, compensando parcialmente los efectos del sostenido entorno de tipos de interés bajos.

Respecto a los test de estrés de la EBA, DBRS ha confirmado que los bancos cuentan con una sólida posición de capital que les capacita para enfrentarse a situaciones adversas.

Normas