Los tipos bajos y el caos político hacen sufrir a los bancos británicos

El panorama se ha visto agravado por la falta de claridad en torno a los servicios financieros después del Brexit

Mark Joseph Carney, Gobernador del Banco de Inglaterra.
Mark Joseph Carney, Gobernador del Banco de Inglaterra. REUTERS

Las acciones de Lloyds, Royal Bank of Scotland y Barclays cayeron entre un 5% y un 10% el jueves después de que las dimisiones aumentaran las posibilidades de un Brexit sin acuerdo. Además de una mayor incertidumbre política, los bancos se enfrentan a menores márgenes en los préstamos durante más tiempo.

Los bancos de Reino Unido han sufrido los mismos márgenes ultrafinos que han afectado a los prestamistas europeos desde la crisis financiera. El día anterior a la dimisión del negociador para el Brexit de Reino Unido, Dominic Raab, los traders descontaban un alza de 25 puntos básicos en los tipos del Banco de Inglaterra para noviembre de 2019, que se retrasará ahora hasta mayo de 2020, según los futuros.

El sombrío panorama se ha visto agravado por la falta de claridad en torno a los servicios financieros después del Brexit. En el texto del acuerdo entre Reino Unido y la UE, al sector bancario se le otorgó la misma cantidad de párrafos que a la industria pesquera, a pesar de que esta representó en 2017 menos del 1,5% de las 134.000 millones de euros de actividad económica que generan los bancos.

El acuerdo con la UE implica que los prestamistas con sede en Reino Unido solo pueden esperar un acceso al mercado de la UE bajo las reglas de “equivalencia”, después de que el período de transición termine en 2020. Pero eso no cubre áreas como el capital bancario o los préstamos comerciales. Es decir, los bancos continuarán reubicando actividad en el continente.

Las acciones de Lloyds se están negociando justo por encima del valor de los libros, mientras que las acciones de RBS tienen un descuento del 22%. Parece barato: se espera que Lloyds obtenga un retorno sobre el capital del 13% en 2019, notablemente más que su coste de capital del 10%. El cóctel de márgenes más bajos durante más tiempo y caos político significa que los inversores tendrán que revisar a la bajas sus optimistas expectativas respecto al Brexit.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Belén Juárez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas