La dehesa de Cáceres: una tierra de paso para quedarse

Claves para visitar a la gran desconocida de Extremadura

Toros salvajes, arte de vanguardia, juglares y rodajes

Torre de Bujaco
Torre de Bujaco de Cáceres. Cinco Días

Dense prisa en venir. Por suerte (o por desgracia) aún hablamos de una de las zonas más vírgenes y desconocidas de nuestra geografía. En la provincia de Cáceres, tierra de historia y de fronteras, de caballeros y descubridores, de rodajes de película y de series, la dehesa domina el paisaje e invita al viajero a explorar sus praderas de encinas y alcornoques en busca de las delicias que le depara una escapada otoñal.

La noche y la picaresca

Desde 1986 es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y desde 1964, plató por excelencia de cine épico. El casco histórico de Cáceres es la primera parada del viajero rumbo a la dehesa. Durante la noche, las luces de este conjunto arquitectónico medieval y renacentista iluminan el paseo por sus calles empedradas, las fachadas de sus casas-fortaleza, sus iglesias y campanarios donde anida la cigüeña blanca.

Desde la Puerta de la Estrella, pasando bajo las murallas almohades hacia el Palacio Episcopal, la iglesia de San Francisco Javier o la plaza de San Jorge. Entre sombras y destellos tenues, entre realidad y ficción, el visitante descifrará el lado más enigmático de la ciudadela en una visita teatralizada.

Las rigurosas explicaciones históricas del guía serán acompañadas por divertidas escenas juglarescas de singulares romances, leyendas y mucha picaresca que sumergirán al viajero en la tradición e historia cacereñas (Cuentatrovas.com. Precio: 10 euros)

En Los Barruecos, el Museo Vostell-Malpartida une naturaleza, arte y crítica social

Remate el recorrido con una visita al aljibe musulmán, un paseo por la judería o una subida a la torre de Bujaco (siglo XII) para continuar caminando por los adarves de la muralla. No olvide acercarse hasta el Palacio de las Cigüeñas para contemplar su torre almenada (siglo XV) ni tampoco acudir a las taperías (bares de tapas) para cerrar la noche como Dios manda.

Ya en la dehesa cacereña, atravesamos extensos campos salpicados por alcornoques y encinas para rendir pleitesía al único rey del lugar.

Safari taurino

Si en la sábana manda el león, sin duda en la dehesa manda el toro bravo. Acudimos a sus dominios en la comarca de Coria, a una hora por carretera al norte de Cáceres. En la finca Las Tiesas de Santa María le proponemos un pequeño safari por las 1.600 hectáreas de pastos cercados de la icónica ganadería de Victorino Martín para descubrir el cuidado y el entorno de estas reses bravas.

El recorrido se realiza en un gigantesco remolque tirado por un tractor, acompañado por el mayoral y los cuidadores al galope y por las explicaciones del guía para entender las peculiaridades de las variedades de la casa: Urcola, Monteviejo y Victorino Martín. La explotación cuenta con 1.100 cabezas de ganado, de las cuales cerca de 100 se lidiarán en 15 corridas anuales.

Los más taurinos se deleitarán con la visita al museo y la historia de la laureada ganadería, y los menos, descubriendo el lado más salvaje y natural del toro de lidia. Precio: 65 euros (incluye maridaje de vinos de la casa con productos extremeños y menú a base guiso de carne de toro de lidia).

Barruecos y dragones

Museo Vostell-Malpartida
Composición del Museo Vostell-Malpartida. Cinco Días

En el municipio de Malpartida de Cáceres, a 16 kilómetros al este de la capital, las formaciones abombadas de granito, los campos húmedos y las charcas nos indican que ya hemos llegado al Monumento Natural de Los Barruecos.

En estas tres hectáreas de humedales y domos berroqueños no es difícil avistar cigüeñas, garzas, ni tampoco dragones ni Lannister, si le echamos imaginación, ya que en este curioso lugar se rodó una de las escenas más emblemáticas de la séptima temporada de Juego de tronos. “¡Dracarys!”.

Explore la zona a través de rutas como la de las Peñas del Tesoro o del Barrueco de Arriba. Dentro de la reserva se conserva un espacio en el que la naturaleza, el arte y la crítica social se funden en uno. Hablamos del Museo Vostell-Malpartida (2,50 euros), fundado en 1976, que acoge una exposición permanente del artista alemán Wolf Vostell.

Contemple las impactantes composiciones de las colecciones Wolf y Mercedes Vostell, Fluxus-Donación Gino Di Maggio y de Artistas Conceptuales.

Hotel V Centenario

Hotel Barceló Cáceres V Centenario
Hotel Barceló Cáceres V Centenario.

El Barceló Cáceres V Centenario acaba de ser renovado tras una inversión de 5,5 millones. El resultado: 138 habitaciones modernas y elegantes, un animado lobby bar (El Galeón), salón de bodas con pérgola bioclimática y exclusiva zona exterior con barbacoa y la piscina más grande de Cáceres. Desde 75 euros.

En su restaurante, 1492, podrá degustar exquisiteces regionales, como la torta del Casar o el jamón de bellota Extrem, entre otras creaciones más personales que mezclan la gastronomía tradicional con la cocina fusión.

Normas