Metrovacesa entregará en 2021 menos viviendas de las previstas en su salida a Bolsa

La promotora prevé que no afecte a sus ingresos por el mayor precio de los pisos

La inmobiliaria expresa su preocupación por el incremento de costes en la construcción debido a la escasez de mano de obra

Jorge Pérez de Leza.
Jorge Pérez de Leza.

Metrovacesa, la promotora residencial de Santander y BBVA, rebaja la previsión de entregas de viviendas respecto a los planes comunicados al mercado en su salida a Bolsa en febrero. La inmobiliaria, en la presentación de resultados de este miércoles informaba a la CNMV que reduce objetivo inicial de entregas para 2021, que será de 4.000 casas en lugar de 4.500.

Esta rebaja en las previsiones, sin embargo, no supondrá unos menores ingresos. De hecho, se producirá todo lo contrario, ya que la promotora prevé “menos unidades pero más grandes”, señala en el documento, lo que supondrá un mayor precio. Detalla concretamente que el aumento de importe de sus pisos se debe a dos razones, el mayor tamaño y la apreciación de las casas en el mercado.

En concreto, en los planes iniciales, la compañía presidida por Jorge Pérez de Leza planeaba entregar 4.500 viviendas en 2021, año en el que la inmobiliaria llegará a la velocidad de crucero en su reactivación en la construcción residencial, a un precio medio de 250.000 euros, lo que hubiese dado 1.125 millones en ventas. Las nuevas cuentas señalan que solo serán 4.000 casas, a 310.000 euros, lo que aportará 1.240 millones.

Ya en los resultados del anterior trimestre la empresa rebajó la previsión de entregas, en ese caso para 2020, de 3.500 a 2.600 unidades. Aunque también recalculó al alza el precio, no fue suficiente para compensar los ingresos estimados, que se redujeron de 865 a 767 millones.

En esa ocasión, los inversores castigaron en Bolsa con una caída del precio de su acción de más del 9% en dos sesiones. Ayer, sin embargo, el mercado recibió con una subida del 2,16% los resultados hasta el tercer trimestre presentados por la inmobiliaria, que tuvo pérdidas de 9,3 millones. La compañía ingresó 93,4 millones, de los que 43 millones corresponden a la entrega de 234 viviendas, otros 28 millones proceden de las obras que hace para terceros y los 36 millones restantes de las ventas de suelo.

La empresa también expresa su preocupación por el incremento de costes en la construcción debido a la escasez de mano de obra, con un incremento medio del 7% en lo que va de año.

Normas