Amazon reparte empleos y desilusiones con su nueva sede

Ha dejado de lado ciudades como Detroit, y su elitismo puede ser aprovechado por el presidente, Donald Trump

Jeff Bezos repartirá empleos y desilusiones al dividir su segunda sede entre Nueva York y el área de Washington DC. Amazon aprovechará así dos de las mayores fuentes de talento tecnológico de EE UU. La poco convencional elección de dos ciudades convencionales también agrava las divisiones que afligen al país.

Amazon desató un frenesí el año pasado al pedir a las ciudades que presentaran ofertas para el llamado HQ2. 238 lo hicieron, creyendo que las promesas de 5.000 millones de dólares en inversión y 50.000 empleos podrían transformarlas. Pero pocas zonas ofrecen la mano de obra, las atracciones culturales y el transporte que buscaba Amazon. Rápidamente redujo la contienda a 20 finalistas, la mayoría con importantes comunidades tecnológicas, y acabó eligiendo dos de las más grandes.

La decisión será costosa para Amazon, incluso con los más de 2.000 millones de dólares en subvenciones y créditos fiscales que le darán Nueva York y Virginia. Los especuladores inmobiliarios ya se están moviendo, y las ciudades se jactan de tener dos de los mercados laborales más candentes del país. El desempleo de la capital es del 3,3% y Google está expandiendo su fuerza laboral en Nueva York. Eso probablemente explica por qué el salario medio de HQ2 será de más de 150.000 dólares, la mitad de lo que prometió Amazon inicialmente y más de cinco veces su salario medio.

Bezos dará un premio de consolación al corazón del país al poner un nuevo centro de operaciones que dará empleo a 5.000 personas en Nashville (Tennessee). Pero ha dejado de lado ciudades como Detroit, donde podría haber sido transformador. Su elitismo puede ser aprovechado por el presidente, Donald Trump.

Amazon crece de forma prodigiosa y está creando muchos empleos en las ciudades de todo EE UU, aunque muchos con salarios bajos. El concurso le ha dado muchos datos sobre lo que están dispuestas a hacer las comunidades para atraer negocios. Eso dará sus frutos en los próximos años, principalmente, claro, a Bezos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas