Mercados

BBVA sufre su peor sesión desde el Brexit por la propuesta mexicana de quitar comisiones bancarias

El banco pierde los cinco euros y cede un 5,86%

López Obrador prevé suprimir tasas como la de retirada de dinero en cajeros

BBVA sufre su peor sesión desde el Brexit por la propuesta mexicana de quitar comisiones bancarias

Las acciones de BBVA sufren hoy una dura caída en Bolsa, cuando apenas empezaban a recuperarse de la incertidumbre ligada al impuesto de las hipotecas. El nuevo frente abierto del banco está en México, donde el gobierno de López Obrador ha lanzado una propuesta por la que prevé eliminar varias comisiones bancarias, incluidas las de retirada de dinero en cajeros, consulta de saldo o las de transferencias a otras entidades.

La noticia disparó ayer las ventas en la Bolsa mexicana y hoy provoca una caída de más del 5,86% en los títulos de BBVA. Se trata de su peor sesión desde que el Reino Unido votó a favor de salir de la Unión Europea, el 24 de junio de 2016.

La entidad tiene en México su principal fuente de ingresos y beneficios: en los nueve primeros meses de este año, de los 4.300 millones de euros ganados por el grupo, 1.850 millones procedieron de México. El volumen de comisiones netas obtenidas por BBVA solo en México a cierre del tercer trimestre es de 900 millones de euros, incluyendo fondos de inversión. La entidad explica en su presentación de resultados que estos ingresos por comisiones crecieron el 7,3% interanual debido al mayor volumen de transacciones con clientes de tarjetas de crédito y banca electrónica.

Así, las acciones de BBVA pierden hoy incluso el nivel de los cinco euros y retroceden ampliamente por debajo de los 5,3 euros a los que cotizaban el pasado 17 de octubre, cuando se conoció la sentencia del Supremo que de forma inesperada cargaba a la banca el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas. Su descenso bursátil de hoy es el más acusado desde noviembre de 2016 y es el mayor en la jornada entre la banca europea.

La propuesta de Morena, el partido gobernante de Andrés Manuel López Obrador, pretende encargar al banco central y al supervisor de la Bolsa un plan para la reducción gradual de algunas comisiones bancarias. Concretamente, apunta a la eliminación final de los cargos por retirada de efectivo o consulta de saldo en cajeros automáticos, por transferencias, cobros en ventanilla o de la facturación mínima exigida a los TPV usados en los comercios.

En la jornada de ayer, el índice IPC de la Bolsa de México perdió el 5,8%, con caídas superiores al 10% para los bancos. El grupo Banorte perdió el 11,9%, Inbursa, la sociedad financiera de Carlos Slim, perdió el 9,8% y la filial local de Santander, el 8%. El parlamentario responsable de la iniciativa, Ricardo Monreal (portavoz en el senado de Morena), apuntó después que el partido escuchará al sector financiero antes de aplicar la medida, y pidió "no ponerse nerviosos".

La agencia Moody's ha apuntado que la medida es negativa para el perfil de riesgo de los bancos, ya que las comisiones suponen el 17% de los ingresos operativos. "Los cambios erosionarán la rentabilidad, pero las entidades pueden gestionar los cambios", añade la nota. Citi hace un cálculo más drástico y apunta a que si BBVA y Santander dejan de recibir comisiones de su negocio en México, la previsión de beneficios para BBVA podría caer el 20% y un 6% para Santander. 

Santander, que también tiene presencia en México, no sufre tanto como BBVA hoy en la sesión española y sus acciones caen el 1,57%. La entidad obtuvo en México 554 millones hasta septiembre, el 9,7% del resultado neto.

La propuesta de eliminación de comisiones bancarias de López Obrador llega después de la cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, que también afecta a otras compañías españolas como FCC o Acciona. El presidente mexicano decidió la celebración de un referéndum en el que ganó la opción de ampliar el aeropuerto militar de Santa Lucía, tal y como ha venido defendiendo López Obrador, sobre la posibilidad de finalizar una nueva infraestructura en Texcoco, que ya estaba avanzado al 20% de nivel de ejecución.  

Normas