La Tasquita
6 fotos

La Tasquita, un clásico que sobrevive a las modas

Juanjo López ha hecho de esta casa de comidas del siglo XXI un lugar de culto, que resiste en la calle Ballesta

  • "Obro como quiero, y eso es causa y efecto de que esta casa, por suerte o por desgracia, no está sujeta a ningún tipo de corriente. Tampoco desea ser trascendente en la cocina, solo atender a los clientes que entienden el acto de comer como algo lúdico". Quien así habla es Juanjo López, artífice de La Tasquita de Enfrente, uno de esos restaurantes considerado ya como un clásico, y que, a pesar de la tendencia de la restauración madrileña de reagruparse en zonas de moda, resiste en la calle Ballesta.
    1"Obro como quiero, y eso es causa y efecto de que esta casa, por suerte o por desgracia, no está sujeta a ningún tipo de corriente. Tampoco desea ser trascendente en la cocina, solo atender a los clientes que entienden el acto de comer como algo lúdico". Quien así habla es Juanjo López, artífice de La Tasquita de Enfrente, uno de esos restaurantes considerado ya como un clásico, y que, a pesar de la tendencia de la restauración madrileña de reagruparse en zonas de moda, resiste en la calle Ballesta.
  • Desde el comienzo, y es algo de lo que López, que fue directivo de una aseguradora, se siente orgulloso, ha procurado recuperar lo que se hacía en las casas de comida de Madrid. Eso sí, pasado por su particular filtro, y que distingue a este local por encima de otros, buscando la simplicidad.
    2Desde el comienzo, y es algo de lo que López, que fue directivo de una aseguradora, se siente orgulloso, ha procurado recuperar lo que se hacía en las casas de comida de Madrid. Eso sí, pasado por su particular filtro, y que distingue a este local por encima de otros, buscando la simplicidad.
  • Lo que se persigue, lo cuenta en el libro La sencilla desnudez (Montagud) es que todo sea fácil de entender, porque lo que se aprecia es la sensibilidad para tratar con sencillez un producto de máxima calidad. Otra de las obsesiones del cocinero es recuperar sabores, rescatar productos, y que ese conjunto que se presenta en el plato sorprenda. rn
    3Lo que se persigue, lo cuenta en el libro La sencilla desnudez (Montagud) es que todo sea fácil de entender, porque lo que se aprecia es la sensibilidad para tratar con sencillez un producto de máxima calidad. Otra de las obsesiones del cocinero es recuperar sabores, rescatar productos, y que ese conjunto que se presenta en el plato sorprenda.
  • En la carta hay un repertorio de clásicos, como la ensaladilla (23 euros) que combina con erizos, anchoas o huevas, o los callos (23 euros), pero también producto de mercado, donde no falta en otoño ni los platos de cuchara ni las setas, ni unas fresquísimas quisquillas en escabiche, (32 euros), un ligero escabeche con el que hace un llamamiento a la excesiva proliferación de cebiches; unos mejillones  de roca (22 euros), o unos boquerones en gabardina sobre huevo de corral, de uno de los mejores proveedores, como son Cobardes y gallinas.
    4En la carta hay un repertorio de clásicos, como la ensaladilla (23 euros) que combina con erizos, anchoas o huevas, o los callos (23 euros), pero también producto de mercado, donde no falta en otoño ni los platos de cuchara ni las setas, ni unas fresquísimas quisquillas en escabiche, (32 euros), un ligero escabeche con el que hace un llamamiento a la excesiva proliferación de cebiches; unos mejillones de roca (22 euros), o unos boquerones en gabardina sobre huevo de corral, de uno de los mejores proveedores, como son Cobardes y gallinas.
  • Como platos principales, magnífica la merluza infusionada en caldo corto (30 euros) o sus clásicas albondigas de solomillo de vaca y cerdo ibérico (24 euros). De postre, panna cotta con miel de caña (10 euros). Buena carta de vinos.rn
    5Como platos principales, magnífica la merluza infusionada en caldo corto (30 euros) o sus clásicas albondigas de solomillo de vaca y cerdo ibérico (24 euros). De postre, panna cotta con miel de caña (10 euros). Buena carta de vinos.
  • La Tasquita de Enfrente: Ballesta, 6. Madrid. Tel: 915 32 54 49. latasquitadeenfrente.com
    6La Tasquita de Enfrente: Ballesta, 6. Madrid. Tel: 915 32 54 49. latasquitadeenfrente.com