El año pésimo del comercio minorista se agudiza en septiembre

Los malos datos en ventas afectan también a grandes superficies.

comercio minorista ventas

El sector del comercio continúa acumulando malos registros durante este 2018. Hace falta retroceder hasta febrero del pasado año 2017 para atestiguar una caída similar, y es que el mes de septiembre ha dejado una tasa interanual de ventas del -3,1%, algo que agudiza los malos resultados cosechados durante la campaña de rebajas veraniegas.

A todo esto hay que sumarle que en esta ocasión no han sido solo los comercios minoristas los afectados, ya que pequeñas cadenas y grandes cadenas también han experimentado un considerable descenso, lo que se traduce en síntomas estructurales del sector.

Según los datos ofrecidos por la Confederación Española de Comercio, los sectores más afectados por este brusco descenso han sido el textil y el calzado, con un 8,3% en negativo con respecto a septiembre del pasado año. Aquí no se ha librado ninguna Comunidad Autónoma, aunque la peor parte se la ha llevado Cataluña.

Para la CEC, estas cifras tienen una relación “muy directa” con la caída de la “confianza del consumidor en el mismo mes de septiembre”. “Pedimos a los partidos políticos que se esfuercen por alcanzar de nuevo un clima de estabilidad frente a la incertidumbre constante de estos últimos meses”, ha señalado el presidente de esta organización.

Medidas urgentes

Impulsar la digitalización del pequeño y mediano comercio y abrir el debate sobre las consecuencias de la liberalización de las rebajas son los principales puntos que se ponen sobre la mesa de los políticos, apunta la CEC.

No obstante, no dejan de reconocer que el tiempo “juega en contra del comercio” y que urge pasar “de las palabras a los hechos”.

Para el sector, vencer el stock acumulado en los últimos meses del año podría salvar los muebles en algunos casos. Las campañas de Black Friday conllevarán descuentos que irán del 20 al 30%, lo que previsiblemente impulsará las ventas, al igual que pasado año.

Con todo ello, el esfuerzo de los comerciantes por mantener la ocupación en el sector es un claro indicativo de las perspectivas favorables de cara a la campaña de Navidad y Reyes.

Normas