La uva de mesa sin semilla, a la expectativa de China

Los productores esperan que en 2019 se apruebe un protocolo fitosanitario que les permita exportar al gigante asiático

Moyca
Parrales de la empresa Moyca en Murcia.

Moyca, una empresa familiar dedicada exclusivamente a la producción de uva de mesa sin semilla, es una de las explotaciones murcianas que en las últimas semanas han recibido la visita de inspectores del Ministerio de Agricultura chino. Los técnicos querían comprobar in situ que las fincas cumplen las normas fitosanitarias de su país.

“Esperamos que su informe sea positivo”, dice Josefina Mena, directora comercial de Moyca. Como otras 300 empresas agrícolas que se dedican al cultivo de uva de mesa sin semilla en España, Moyca está pendiente de la aprobación por parte de China de un protocolo fitosanitario que permita a los productores españoles de esta fruta exportar al gigante asiático.

El sector espera que Madrid y Pekín lleguen a un acuerdo en 2019. La visita de los funcionarios chinos forma parte del proceso de negociación. Alicante y Murcia son las principales zonas productoras. Entre las dos aportan la casi totalidad de las 230.000 toneladas que hace España al año, según Apoexpa, asociación de productores de frutas de hueso y uva de mesa.

Ya en abril de 2016, China autorizó la entrada a su mercado de melocotones, nectarinas, paraguayas y platerinas procedentes de España tras cuatro años de negociaciones (solo quedaron fuera del acuerdo las cerezas y los albaricoques). Desde que se firmó el protocolo, España ha exportado dos campañas, la primera de ellas por valor de un millón de euros.

Alicante y Murcia aportan la casi totalidad de las 230.000 toneladas que produce España al año

En el caso de la uva de mesa sin pepita, el 80% de las exportaciones españolas se dirigen a la UE, sobre todo a Reino Unido y Alemania. El 20% restante se reparte entre Canadá, Su­dáfrica y Noruega. Apoexpa estima que Murcia producirá este año entre 180.000 y 190.000 toneladas frente a las 150.000 de 2017.

La producción nacional de uva de mesa sin semilla, que se obtiene a través de métodos de hibridación natural, ha crecido mucho en los últimos años favorecida por hábitos de consumo más saludables, señala Mena, cuya empresa cosechará esta temporada 60.000 toneladas.

Normas