Autónomos, los reyes del coworking

Estos espacios de trabajo han crecido en España durante los últimos años. Más de la mitad de los puestos los ocupan profesionales por cuenta propia.

autónomos coworking

Seis de cada diez usuarios de coworking son profesionales autónomos. Estos espacios de negocio llevan varios años en auge, pero los expertos advierten de que se está produciendo un cambio drástico en el ecosistema de espacios.

El resto del pastel se lo reparten las pymes (46%) y el uso como sede central de estos espacios, en un 16%.

Eduardo Salsamendi, presidente de la patronal de los espacios de negocios en España, ProWorkSpaces, ha señalado que estos lugares para hacer coworking y business centers han ganado una gran popularidad en España, hasta alcanzar una tasa de crecimiento del 20%.

Además, Salsamendi ha advertido que se está produciendo un cambio “drástico” en el ecosistema de espacios, donde las grandes corporaciones “también se abren paso” en estos lugares flexibles de trabajo.

Mayor auge en grandes ciudades

En declaraciones a EFEEmpresas, Salsamendi ha explicado que la contratación de espacios para oficinas flexibles ha crecido seis puntos porcentuales durante los últimos dos años en Madrid, pasando del 2% en 2016 al 8% en lo que va de año.

Por otro lado, en Barcelona el crecimiento ya ha superado el 9%. En su conjunto, este sector ya mueve más de 250 millones de euros en España.

“También hay ventajas para los trabajadores que hasta el momento se comunicaban exclusivamente con las personas de su empresa”, ha señalado Salsamendi. “Ahora al acceder a zonas comunes durante sus jornadas laborales se generan conexiones con otros profesionales de distintas compañías con diferentes culturas empresariales, lo que enriquece el ambiente de trabajo y fomenta una posible creación de nuevos acuerdos o relaciones empresariales”.

El concepto de oficina flexible, se explica, engloba tanto a los espacios de coworking como de centros de negocio. “En el primero tradicionalmente ha primado una configuración ‘open space’, los profesionales trabajan en un espacio común donde distintas empresas comparten el mismo espacio, mientras que con la segunda utilidad se le ofrece un espacio privado a una empresa dentro de una misma área compartida”, comentan.

Normas