Más leña al fuego de efectivo de Uber

Invertirá los 2.000 millones de dólares recaudados con su emisión de bonos en expandirse

'App' de Uber Eats.
'App' de Uber Eats.

Más combustible para la hoguera de beneficios de Uber. El miércoles recaudó 2.000 millones de dólares en bonos basura, más de lo previsto, pese a que no genera ganancias con las que pagar intereses. Los inversores apuestan a que obtendrá beneficios, o al menos, a que su carrera hacia el crecimiento atraerá a otros inversores que puedan devolverles el dinero.

Uber, que se valoró en 76.000 millones en su última ronda de financiación en agosto, crece a un ritmo prodigioso. Los ingresos netos, que no incluyen pagos a conductores y reembolsos, fueron de 2.800 millones el trimestre pasado, un 60% más que en el mismo período de 2017. Sin embargo, la empresa perdió casi 900 millones. Ni siquiera es rentable a nivel de ebitda, que es un indicador de cuánto dinero en efectivo genera Uber para cosas como el servicio de la deuda.

El aumento de las ventas debería conducir también a un aumento de los beneficios, y más rápido. Pero eso no ha sucedido hasta ahora, y es cuestionable si el negocio de VTC generará alguna vez suficientes beneficios para justificar su valoración. Su revitalizado competidor Lyft sigue entrando en nuevas ciudades. Muchos conductores trabajan para ambos, eligiendo el que pague mejor. Los pasajeros probablemente son poco leales también.

Uber tiene mucho efectivo para continuar su expansión. A finales del último trimestre tenía en cash más de 7.000 millones , que no incluyen los 500 millones que invirtió Toyota en agosto y los últimos bonos. Dado que los inversores están dispuestos a entregar dinero al 8% en ocho años, y que a diferencia de una OPV, la emisión de bonos no requiere dar mucha información ni mucha burocracia, tenía pocos inconvenientes hacerla.

Por ahora Uber está en un círculo virtuoso. Utiliza el efectivo para buscar nuevos mercados, como la entrega de comidas, el alquiler de bicicletas o los taxis aéreos, y la perspectiva de crecimiento implica que los inversores están dispuestos a invertir aún más. Si sale adelante una OPV en 2019, o consigue encontrar nuevos inversores de deuda, el juego puede seguir sin que tenga siquiera que obtener beneficios. Pero si el crecimiento se estanca, Uber y los mercados de capitales podrían pasar de alimentarse mutuamente a comerse.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas