El jueves arranca el dividendo en acciones de Santander: cómo cobrarlo

Los inversores pueden recibir acciones, vender derechos o recibir 0,035 euros en efectivo

Recibirán derechos los inversores que tengan títulos a cierre del miércoles

José Antonio Álvarez, Ana Botin y Rami Aboukhair.
José Antonio Álvarez, Ana Botin y Rami Aboukhair.

Este jueves  empiezan a cotizar los derechos de suscripción del dividendo en acciones que paga Banco Santander, denominado "Santander Dividendo Elección". La entidad ampliará capital y da la opción al inversor de recibir las nuevas acciones de forma gratuita, vender los derechos en el mercado o vender los derechos al banco a un precio fijo, en este caso 0,035 euros brutos.

Los accionistas que reciban los derechos serán los que tengan títulos de Santander a cierre del día de hoy, tal y como adelantó el banco en julio, cuando comunicó los detalles de la operación. Los derechos de suscripción empezarán a cotizar mañana, por lo que los inversores podrán venderlos en el mercado desde ese momento. Estarán en el mercado hasta el día 1 de octubre. Por cada acción los inversores reciben un derecho de suscripción, y por cada 123 derechos se repartirá una acción de forma gratuita. 

El 29 de octubre es la efcha límite para solicitar el pago en efectivo, que se realizará el 5 de noviembre. Los inversores que no vendan los derechos en el mercado o den a su banco la orden de cobrar la retribución fija ofrecida por el banco recibirán las acciones alrededor del 5 de noviembre. Tanto la venta de los derechos en el mercado como los 0,035 euros que paga el banco están sujetos a retención fiscal, igual que un dividendo tradicional. El compromiso de compra de los derechos solamente afecta a los inversores que los recibieron por ser accionistas a fecha de hoy, no a los que los compren en el mercado.

Santander, de este modo, ampliará capital en un 131,2 millones de acciones, si bien la ampliación de capital definitiva dependerá del número de invesores que opten por el cobro en efectivo. El desembolso máximo que hará el banco será de 460 millones de euros, en caso de que el 100% de las acciones pida la recompra. Al contrario, el valor máximo de la ampliación de capital es de 565 millones de acciones, teniendo en cuenta el precio medio de cotización del banco. Esta última opción, la de emitir acciones nuevas, es la más favorable para la entidad, ya que evita desembolsos en efectivo a costa de diluir la participación de los actuales accionistas en el capital. 

Normas