El viaje de Uber a su OPV requerirá imaginación sobre nuevos destinos

Los banqueros que compiten por el papel de colocadores creen que puede valer 120.000 millones de dólares, casi el doble que su valoración en una reciente ronda de financiación

'App' de Uber.
'App' de Uber. AP

Puede que Uber apenas haya comenzado su viaje, pero ya está pensando en el destino. Los banqueros que compiten por el papel de colocadores para una futura OPV creen, según el WSJ, que puede valer 120.000 millones de dólares, casi el doble que su valoración en una reciente ronda de financiación. Es arriesgado comenzar con un número grande, y puede requerir imaginación sobre qué otros mercados puede revolucionar.

En el último trimestre, los ingresos de Uber fueron de 2.800 millones, un 60% más que en el mismo período de 2017. Es una tasa de crecimiento asombrosa para una compañía tan grande. Pero el crecimiento se está ralentizando y la empresa no es rentable. Perdió otros 891 millones en los últimos tres meses.

Incluso si logra detener la hemorragia, el de los VTC no parece ser un mercado tan grande como para justificar tal valoración. Los ingresos anuales del negocio de taxis y limusinas en EE UU son unos 26.000 millones anuales, según IbisWorld. Extrapolando la cuota de EE UU en el PIB mundial, el mercado global es quizás cinco veces más grande, unos 130.000 millones.

Los ingresos brutos –antes de pagar a los conductores– de Uber en el segundo trimestre fueron de 12.000 millones, y la mayor parte proceden de los VTC y no de su actividad secundaria de entrega de comida a domicilio. Eso sugiere que ya tiene una gran parte de ese mercado. Además, la competencia se está intensificando. Un revitalizado Lyft también está planeando salir a Bolsa.

Las valoraciones generosas son atractivas para la gente de la propia empresa, pero también tienen sus riesgos. Véase Saudi Aramco, que ha suspendido sus planes de cotizar, y que se complicó la vida al aspirar a una valoración de 2 billones de dólares. Uber siempre puede argüir a los inversores que puede entrar en el mercado de las bicis eléctricas, en los vehículos autónomos y en los taxis aéreos, o en cualquier otra cosa que pueda surgir. Cuanto mayor sea la valoración, más expansivas tendrán que ser sus ambiciones.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas