La banca vuelve a vender fondos garantizados de bajo valor añadido

Ha lanzado 23 productos de este tipo durante el último año

Los expertos advierten de la escaso atractivo de estos vehículos

La banca vuelve a vender fondos garantizados de bajo valor añadido

“Lo único que garantizan los fondos garantizados es que no vas a ganar dinero”. La frase es de un veterano gestor de fondos y resume la percepción que tienen las gestoras independientes de este tipo de producto, que ahora están resucitando los bancos. En los últimos 12 meses han lanzado 23 fondos de este tipo, después de varios años en que habían caído en el olvido.

Bankia ha sido una de las últimas entidades en sumarse a esta nueva moda comercial. Hace un mes empezó a vender el fondo Bankia Garantizado Rentas Crecientes, que promete una tipo de interés del 1,24% TAE, si la inversión se mantiene hasta finales de 2021. Estos intereses se materializan en el pago de 12 rentas trimestrales del 0,18%. Para lograr estos retornos, la gestora de Bankia invierte el 75% del patrimonio del fondo se invierte en bonos de baja calidad. La demanda ha sido muy fuerte por parte de sus clientes.

En septiembre también han lanzado garantizados Abanca, las cajas rurales (con su gestora Gescooperativo) y la cooperativa de crédito Laboral Kutxa. Los plazos de vencimiento de estos productos cada vez son más largos y las rentabilidades escasas. Quien quiera salir antes del vencimiento tiene que abonar penalizaciones que llegan al 5%.

Los expertos consideran que este tipo de vehículos aporta muy poco valor añadido. Ningún asesor financiero los recomienda.

Algunos productos exigen un compromiso de permanencia de nueve años y tan solo ofrecen una rentabilidad del 0,5% TAE

Con los tipos de interés tan bajos, los garantizados tienen pocos sentido. Las gestoras lo que hacen es destinar la mayor parte de la cartera del fondo, hasta un 95%, a bonos que ofrecen rentabilidades bajísimas, y tratan de lograr algún retorno extra con el 5% que les queda, comprando algunas opciones”, explica Cesar Ozaeta, gestor de fondos de Abante Asesores. “Al final, con esa pequeña parte que invierten, apenas pueden obtener rendimientos”.

El Laboral Kutxa Renta Garantizado VIII es un buen ejemplo de la nueva tipología de estos productos. El plazo de vencimiento que exige es de siete años, y el tipo de interés que garantiza es del 0,5%.

El de Laboral Kutxa no es el fondo con el vencimiento a un plazo más largo. Las cajas rurales y Bankinter han comercializado fondos garantizados que se extienden hasta 2027. Nueve años. Un plazo nunca visto. “Es normal porque los bonos solo empiezan a ofrecer tipos un poco más altos a plazos muy largos, pero el inversor debe tener en cuenta que las ventana de liquidez para salir de estos productos están muy limitadas”.

Los bancos han recuperado los fondos garantizados debido a la combinación actual de bajos tipos de interés y subida de precios, que ya está en el 2%. Los inversores españoles, con un perfil muy conservador, están viendo cómo los fondos de renta fija están registrando pérdidas, al tiempo que sube la inflación.

Para las redes bancarias resucitar los fondos garantizados es muy cómodo. El particular ya suele conocer este tipo de productos, generan unas comisiones muy jugosas, y el banco se evita los enfados de la clientela porque su fondo vaya mal: saben que a vencimiento van a cobrar sí o sí.

“Hay que tener en cuenta el coste de oportunidad en estos productos. En periodos tan largos pueden surgir muy buenas opciones de inversión, pero si estamos atados a un fondo garantizado de baja rentabilidad no las podremos aprovechar”, explica el selector de fondos de una firma de banca privada.

Las entidades financieras ya distribuyeron cientos de fondos garantizados entre 2010 y 2013. En esos años, se convirtieron en el producto estrella. Sin embargo, los activos en los que invertían los fondos se revalorizaron más rápido de lo esperado y esos vehículos se quedaron sin ningún recorrido. Aún así, los clientes no eran informados de que podían retirar su dinero antes de tiempo y buscar una mejor inversión.

Pese al auge de estos fondos, su volumen total no está creciendo, porque aún hay vencimientos de la anterior oleada (2010-2013). Al cierre de agosto había en España 19.060 millones de euros en fondos garantizados (un 7,7% menos que a principios de año). Los garantizados con rendimiento fijo han rentado solo un 0,73% anual en los últimos cinco años, y un -1,07% en el último año.

Normas