Las claves para que una pyme pueda proteger su marca

Las pymes deben acudir a la Oficina de Patentes y Marca y tras comprobar que no usa su marca ninguna otra empresa, darla de alta

pymes marca

Proteger la marca de forma adecuada puede resultar crucial para las pequeñas y medianas empresas. Es una acción recomendable tanto para el presente como para el futuro, pues nunca se sabe cuándo será necesario protegerse en este sentido. Los mercados y las soluciones evolucionan con nuevas empresas que, en un momento determinado, pueden interferir en nuestros intereses. Tener las espaldas cubiertas en estos casos es clave, pues permitirá a la pyme distinguirse en el mercado, diferenciar sus productos y servicios, y tener un derecho exclusivo sobre los mismos.

Básicamente, podrás impedir a otros que utilicen denominaciones o signos similares al tuyo. De este modo, nadie podrá aprovecharse del buen hacer de tu corporación o de una imagen de marca positiva que una pyme haya labrado con esfuerzo.

Acudir a la Oficina de Patentes

Para solicitar una marca comercial se debe acudir a la Oficina de Patentes y Marcas presencialmente o también se puede realizar el trámite de manera electrónica. Antes de solicitarla conviene realizar una búsqueda para asegurarse que no existe una marca previa igual o muy parecida, para ello la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) dispone de bases de datos como un localizador de marcas.

Un 15% más barata

El coste de registrar una marca comercial es de unos 145 euros si es la primera que se solicita y cerca de 94 euros por la segunda y siguientes.

Una marca tiene una duración de diez años, desde la fecha de solicitud, y pueden ser mantenidos indefinidamente aunque, para ello, es preciso el pago de tasas de renovación. Si se solicita la marca electrónicamente las tasas son un 15% más baratas.

Un sistema predispuesto a proteger la marca

Dentro del proceso de constitución de una sociedad mercantil estamos, sin saberlo, dando el primer paso para proteger nuestra marca. Al crear la sociedad, se nos solicita la obtención previa en el Registro Mercantil Central de una certificación favorable que recoja la denominación de la misma. Es así como se dan los primeros pasos para proteger la marca comercial de una empresa, pues dicha certificación corrobora que no existe ninguna corporación con el mismo nombre.

Por último, hoy día resulta fundamental proteger nuestra identidad de marca en Internet, según recuerdan desde la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Para ello, es importante registrar un dominio con el nombre de nuestra corporación. Aunque, aclaran desde la Oficina de Patentes y Marcas, los conflictos generados por el uso de dominios son dirimidos por ICANN y Red.es, y no son competencia de la OEPM.

Normas