Sacyr rehabilitará un emblema de Lisboa: el puente 25 de Abril

La filial Somague comienza a salir del letargo tras la dura crisis portuguesa

Las obras, con un plazo de 24 meses, están presupuestadas en 13 millones

Estructura de acero del puente 25 de Abril, en Lisboa (Portugal).
Estructura de acero del puente 25 de Abril, en Lisboa (Portugal).

El grupo Sacyr vuelve a tener noticias sobre la contratación de obras en Portugal. La filial Sacyr Somague ha encadenado dos adjudicaciones en Lisboa por algo más de 25 millones, y la empresa apunta cierta reactivación de la que fue una pata fundamental para su negocio de construcción antes de la crisis.

Somague va a estar los próximos meses en el foco de atención tras hacerse con la rehabilitación del emblemático puente lisboeta 25 de Abril, sacada a concurso por Infraestructuras de Portugal (IP). Este gigante de acero y hormigón, con peaje operado por Lusoponte, va a someterse a 24 meses de arreglos. Un plazo en el que Somague contará con la ayuda de dos socios: las locales SMM y STAP.

La intensidad de tráfico del puente es de unos 130.000 vehículos diarios, siendo una de las vías más concurridas de Lisboa.

Junto al imponente Vasco de Gama (12 kilómetros de longitud), este puente que recuerda al Golden Gate de San Francisco (California, EE UU), da acceso a Lisboa a través del Tajo. Su intensidad de tráfico es de unos 130.000 vehículos diarios, siendo una de las vías más concurridas de Lisboa.

El arranque de los trabajos, valorados en casi 13 millones de euros, sucederá al grave siniestro registrado en agosto en la ciudad italiana de Génova, con el derrumbe del viaducto Morandi. En España, por su parte, el Ministerio de Fomento está abriendo una extensa inspección sobre el estado de conservación de infraestructuras críticas en todo el país.

En el caso del puente 25 de Abril, las reformas se centrarán en la estructura metálica del puente colgante, el tablero ferroviario norte, y los elementos de hormigón de la cimentación, del estribo sur del puente colgante y del estribo del viaducto en el acceso norte.

Somague llegó a alcanzar una cifra de negocio de 761 millones y 1.000 millones de cartera en 2008, pero ya había entrado en pérdidas

La filial de Sacyr en el país vecino ya estuvo entre el ramillete de constructoras que levantaron el Vasco de Gama entre 1995 y 1998. En 2008 llegó a alcanzar una cifra de negocio de 761 millones y 1.000 millones de cartera, pero ya había entrado en pérdidas y comenzaba la sangría. Pese a que Sacyr ha insistido en mantenerla como potencial brazo constructor tanto en los mercados anglosajones como en Brasil o Angola, Somague se ha visto sometida a despidos en 2016 y 2017.

Antes del encargo del puente, la compañía viene de adjudicarse la construcción de dos nuevos hoteles en Lisboa, The Emerald House (para Golden Flamingo) y el Hotel Casal Ribeiro (Flamingo Tranquility), por 13 millones de euros. Ambos establecimientos, ya en obras, sumarán una oferta de 123 habitaciones.

En el caso de The Emerald House, Somague debe demoler un antiguo edificio, respetando sus fachadas, y reconstruir su interior. El Casal Ribeiro, por su parte, incluye demolición total y proyecto de nueva planta.

Normas