Amazon y los sindicatos se verán las caras en los tribunales el 25 de septiembre

El 31 de agosto tuvo lugar la última reunión entre ambas partes

El juicio, que se celebrará si no hay un acuerdo 'in extremis' no solucionará el problema, según CC OO

Trabajadores de Amazon frente a la sede de la empresa en San Fernando de Henares en la primera jornada de huelga en España.
Trabajadores de Amazon frente a la sede de la empresa en San Fernando de Henares en la primera jornada de huelga en España.

Los trabajadores del Centro logístico de San Fernando de Henares en Madrid de Amazon dan por perdidas las negociaciones con la compañía y ya dan por hecho que será un juez quien determine si la decisión unilateral de la compañía de aplicar en abril el convenio provincial de logística a sus empleados es legal o no. Así será salvo un acuerdo in extremis.

La última reunión mantenida entre ambas partes tuvo lugar el 31 de agosto. “Ese día la empresa [que había sido demandada por los trabajadores] nos dejó claro que la única opción que daba era aceptar sus condiciones. Nos dejaron claro que no se iban a mover, que no estaban dispuestos a negociar ninguna de nuestros propuestas y, por tanto que querían llegar a juicio”, cuenta a CincoDías Douglas K. Harper, delegado de CC OO en Amazon, que advierte que el 25 de septiembre es la fecha marcada por los tribunales “aunque no creemos que el juez dicte sentencia rápido”.

Harper sí advierte que el juicio no les va a solucionar el problema. “Si ganamos nosotros, lo único que vamos a hacer es volver a las condiciones que teníamos, que son del año 2016, y piense que llevamos casi tres años sin actualización de salarios o sin las modificaciones que hay que hacer a la realidad actual del centro que nada tiene que ver con las de entonces. Por otro lado, si el juez da la razón a la dirección de Amazon, nosotros no estaremos de acuerdo con las nuevas condiciones, que, entre otras cosas, generan una doble escala salarial entre antiguos y nuevos empleados”.

El delegado de CC OO admite que si esto último ocurre tendrán poco margen para actuar “más allá de la presión mediática o de elevar el caso al Supremo”.

Desde Amazon, afirman que durante todas las conversaciones que han mantenido con el comité de empresa se han “enfocado en encontrar el equilibrio entre las necesidades del negocio y las de nuestros empleados. Desafortunadamente, hasta el momento no hemos llegado a un acuerdo común para seguir adelante”.

Mientras el gigante estadounidense sigue defendiendo que sus empleados cuentan con un salario competitivo y un paquete completo de beneficios y programas de formación, sus trabajadores de San Fernando insisten en que con el nuevo convenio la firma ha recortado salarios en algunas categorías y medidas de conciliación y salud laboral. “Una muy importante para nosotros era el complemento de incapacidad”.

 Avances en el comité europeo

Más allá del pulso que mantienen los trabajadores de Amazon en el centro madrileño, ayer se conoció que CC OO ha sido apoyada por más de la mitad de la representación legal de los trabajadores estatales de Amazon y que su candidatura ha sido la elegida para trabajar en el único puesto designado a España en la Comisión Negociadora del Comité de Empresa Europeo de la multinacional. Douglas K. Harper, el representante legal elegido en España, y otros 14 miembros de otros países serán los encargados de negociar con la dirección de la compañía.

Investigación por prácticas fraudulentas

Igualmente, este fin de semana The Wall Street Journal reveló que el gigante del ecommerce está investigando prácticas fraudulentas de algunos empleados. Al parecer, hay trabajadores, sobre todo en China, que están aceptando sobornos, que irían desde los 80 a los 2.000 dólares, a cambio de filtrar datos de ventas confidenciales, borrar opiniones negativas o restaurar cuentas prohibidas.

La compañía ha asegurado que tiene "tolerancia cero" en el abuso de sus sistemas y que está llevando a cabo "una investigación exhaustiva". Amazon añadió que sus empleados cumplen con un alto estándar ético y cualquier persona que viole nuestro código se enfrenta a medidas disciplinarias, incluidas posibles sanciones legales y penales". La firma igualmente ha avanzado que tomará "medidas raídas" contra los vendedores que en su sitio web hayan participado en este tipo de comportamientos.

Normas