El Ibex pone freno a las caídas y sube un 2%: estas son las claves de la semana

El viernes el selectivo se anota un 0,39%, hasta los 9.365,5 puntos

El euro, estable en torno a 1,17 dólares

El Ibex pone freno a las caídas y sube un 2%: estas son las claves de la semana pulsa en la foto

Los inversores están cansados de las malas noticias y aprovechan cualquier halo de esperanza para cambiar las caídas por las subidas. Esta semana los bancos centrales y el posible acercamiento de posturas entre EE UU y China fueron suficientes para que el Ibex 35 sumara cinco sesiones consecutivas al alza. Aunque el ascenso del viernes se limitó al 0,39%, la Bolsa española se anota un 2,11% en la semana, la mayor subida desde julio. Con este subida el selectivo español busca alejarse de los mínimos anuales registrados el pasado 7 de septiembre cuando marcó los 9.171 puntos.

IBEX 35 9.056,80 -0,18%

La decisión el jueves del banco central de Turquía de subir los tipos hasta el 24%, desde el 17,7% anterior y la reapertura de las conversaciones entre Washington y Pekín con el objetivo de frenar la guerra comercial se convierten en los ingredientes que insuflan optimismo a los inversores. Una alegría que los analistas consideran puntual. “Es difícil que pueda alcanzarse una acuerdo muy pronto con China”, señalan en de Macroyield.

El presidente de EE UU, Donald Trump, sigue haciendo de las suyas y a pesar de que se ha abierto una nueva ronda para el diálogo el dirigente estadounidense se apresuró a afirmar vía Twitter que el gigante asiático es el que está más presionado para lograr un acuerdo comercial. Por si esto no fuera suficiente, Trump reiteró el viernes su intención de activar los aranceles por valor de 200.000 millones de dólares lo antes posible. Esta declaración no contribuye a apaciguar los ánimos y en Macroyield creen que es en verdad Trump el que está más interesado en lograr un acuerdo ante la presión creciente que de las empresas estadounidenses contrarias al proteccionismo. Esta corriente arancelaria se produce a tan solo dos meses de las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre.

Aunque la tregua comercial fue la principal referencia el viernes, los inversores reposaron en la recta final de la semana la subida de tipos de Turquía. La economía turca se sitúa en la diana desde comienzos de agosto. La elevada inflación y la depreciación de la lira se han convertido en los últimos tiempos en el caldo de cultivo que ha llevado a muchos a pensar en la idea de que una nueva crisis llama a la puerta. A pesar de las negativas de Tayyip Erdogan a elevar el precio el dinero, el banco central intenta mostrar su independencia con el alza de los tipos, algo que sirvió el jueves de revulsivo a la divisa otomana. Una subida que los expertos de Link Securities califican de puntual. Desde la casa de análisis apuntan que si bien el alza de las tasas debe servir para moderar las tensiones inflacionistas esto puede llevar al país a una recesión económica, algo que igualmente se produciría si la inflación continúa subiendo.

Los valores más alcistas de la semana furon ACS (5,94%), seguido por Inditex (5,76%) que el miercoles publicó las cuentas semestrales, unas cifras que ha llevado a los analistas a revisar al alza el precio objetivo y situarlo en los 30 euros por acción. Es decir, desde los 26,62 euros en que cerró el viernes supone otorgarle un potencial de revalorización del 12,7%. El tercer puesto es para BBVA. La entidad que en las últimas semanas se ha visto penalizada por su exposición a Turquía –el banco se deja en Bolsa un 13% desde comienzos de agosto– ha aprovechado la revalorización puntual de la lira para recuperar parte del músculo perdido. En la semana la entidad que preside Francisco González sube un 5,19%.

En el lado opuesto se situaron Siemens Gamesa (-10,12%), Meliá (-5,32%) y Técnicas Reunidas (-4,26%). El fabricante de aerogeneradores sufrió el jueves su mayor caída en 14 meses después de que Goldman Sachs publicara un informe alertando del impacto que tendrá en la firma la decisión de India de orientar su apuesta por las renovables a la energía solar frente a la eólico. Como ya se evidenció en 2017 cuando India paralizó las concesiones, este es el principal mercado de la compañía española.

El mercado de deuda permanece estable con la rentabilidad de la deuda española en el 1,5% y la prima de riesgo en los 100 puntos básicos. El euro, por su parte, aunque el viernes optó por la caída, en la semana avanza un 0,7% después de que el BCE mantuviera intacta sus previsiones de acabar con el programa de deuda este año. A esto se suma la debilidad del dólar después antes las menores presiones inflacionistas. El IPC de agosto modera su crecimiento hasta el 2,7% frente al 2,9% de julio. Esto permite a la Reserva Federal continuar con su objetivo de subir los tipos otras dos veces antes de fin de año.

Normas