ACS y Atlantia aceleran su desembarco en Abertis para ponerla rumbo a EE UU

El vehículo para el reparto del capital tiene los permisos suspensivos de la CE, Chile y Brasil

La italiana se compromete con su plan de inversión

El consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, junto al presidente de ACS, Florentino Pérez.
El consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, junto al presidente de ACS, Florentino Pérez.

El grupo ACS tiene un renovado compromiso de la italiana Atlantia para mantener la estructura de la adquisición de Abertis y el reparto de capital pactado, pese a que la italiana está por conocer aún las esperadas penalizaciones que impondrá el Gobierno de Giuseppe Conte tras el grave hundimiento del viaducto Morandi, en la ciudad de Génova. Está en el aire incluso la nacionalización de activos en manos de la compañía controlada por la familia Benetton. Pero la apuesta de Atlantia por Abertis se mantiene intacta, según fuentes de toda solvencia.

Es evidente que el citado siniestro ha dejado la construcción del capital de Abertis en un segundo plano, pero las direcciones de ACS y Atlantia mantienen un contacto fluido mientras ultiman el vehículo societario que tendrá el 100% del capital, y que se repartirá en un 50% más una acción para el grupo italiano, un 20% para Hochtief y un 30% menos una acción para ACS. Con este esquema Atlantia consolida la deuda de la concesionaria catalana. Un extremo que el mercado había puesto en duda en las últimas semanas tras el contratiempo que ha tambaleado a la italiana, con el consiguiente castigo bursátil a ACS anticipando que sería el grupo que preside Florentino Pérez quien cargaría con los más de 14.000 millones en créditos de Abertis.

En los cuarteles generales del grupo constructor en Madrid parece haber existido certeza de que nada cambiaría desde prácticamente el día después del suceso de Génova, pero fue el pasado miércoles cuando el presidente del grupo Edizione (primer accionista de Atlantia con el 30,2% del capital), Gilberto Benetton, ofreció una entrevista a Corriere della Sera confirmando el cumplimiento de la hoja de ruta sobre Abertis.

El desembarco de directivos de Atlantia esperará a la creación del vehículo societario que le dará entrada en la catalana

De hecho, indican las fuentes consultadas, los trámites se están acelerando en estos momentos. Tras la opa sobre la concesionaria catalana ejecutada por Hochtief, la citada instrumental se ha visto obligada a volver a pedir permisos a Gobiernos y autoridades de la competencia en los distintos mercados en que opera Abertis. Esto es condición indispensable para llevar a cabo el reparto accionarial que supone la transición entre la propiedad que ejerce Hochtief tras la opa y la venta de las acciones al citado vehículo ya con los tres accionistas.

En su mano están ya las tres autorizaciones clave por su carácter suspensivo: la de la Comisión Europea y las que debían extender Brasil y Chile, dos de los mercados principales de Abertis.

El objetivo es anticipar todo lo posible los trámites societarios, para cerrarlos entre este mes de septiembre y octubre, y proceder tanto a la capitalización del vehículo como al citado reparto accionarial.

Será entonces cuando desembarque el equipo italiano, especialmente un nuevo director financiero y posiblemente un jefe de desarrollo de negocio, que conformarán los puestos clave del cuadro directivo junto al consejero director general de Abertis, José Aljaro, y el presidente Marcelino Fernández Verdes, a su vez CEO de ACS y primer ejecutivo de Hochtief.

También está en pie la desinversión del gigante español de las autopistas en el operador de satélites Hispasat, donde controla el 90,7%, si bien sigue pendiente la autorización del Gobierno para el cambio de manos. Sobre este particular, deben limarse diferencias respecto al precio con la principal interesada, REE, una vez que ACS elevó la valoración de la empresa desde los 1.149 millones a 1.300 millones.

Salto a Norteamérica

Abertis ha rebajado claramente su exposición pública tras la exclusión bursátil de primeros de agosto. Su director de Relación con Inversores, Steven Fenández, pasó a Naturgy unos meses después de que su jefe en Abertis, Francisco Reynés, tomara la presidencia de la energética, mientras el director de comunicación, Juan María Hernández, Puértolas regresó a Criteria. Hasta este momento Abertis venía siendo de las más activas del Ibex en la relación con medios de comunicación, analistas e inversores. Con el cambio de control y la exclusión la concesionaria ya ha dejado de hacer público sus resultados al cierre del primer semestre.

Pero el ritmo de trabajo no para. Tras un primer contacto con el nuevo gabinete de Fomento, para poner al día a José Luis Ábalos y su equipo sobre los litigios multimillonarios que la compañía mantiene con el Estado, José Aljaro y su equipo tienen como primera misión sondear el mercado estadounidense de autopistas ya en operación. Se trata del claro objetivo de la nueva Abertis, inalcanzable hasta ahora tras varios intentos.

De forma paralela, Hochtief y ACS también rastrean el que es uno de sus principales mercados en busca de nuevos proyectos que, tras su ejecución, pueden convertirse en activos para la cesta de la catalana.

Así fue la operación conjunta

Opa concertada. La oferta de Hochtief, de 18,36 euros por cada título de Abertis, quedó como puja única por la concesionaria tras el pacto entre ACS y Atlantia. La opa valoró al grupo de autopists en 18.200 millones en efectivo.

Capitalización. Atlantia, ACS y Hochtief están creando una sociedad holding que se hará con la participación en Abertis adquirida por la constructora alemana. En la instrumental, repartida de forma prácticamente paritaria, inyectarán capital por 7.000 millones.

Entrada de Atlantia en Hochtief. El pacto incluye una ampliación de capital de 6,43 millones de acciones en Hochtief que ACS, dueña del 71%, suscribirá a 146,42 euros por título. A continuación, el grupo de Florentino Pérez dará entrada a Atlantia en la constructora germana con una participación de hasta 2.500 millones. De este modo, Atlantia tendrá un 24% de Hochtief.

Normas