Atlantia y ACS planean mantener a Aljaro como primer ejecutivo de Abertis

El grupo italiano impone restringir la actividad de la opada a las autopistas

La concesionaria catalana ultima su valoración sobre la oferta compartida

abertis
El director general de Abertis, José Aljaro, junto al presidente de la concesionaria, Salvador Alemany, en la junta de accionistas celebrada el mes pasado.

La toma de Abertis por parte de Atlantia, en alianza con ACS y Hochtief, pretende dar tal sensación de continuidad ante las Administraciones, financiadores de la concesionaria y la propia plantilla, que José Aljaro, actual consejero director general, se ha convertido en la primera opción como primer ejecutivo para la nueva etapa.

Según el guión establecido, ACS nombrará a un presidente no ejecutivo y la italiana, con un 50% del capital más una acción, pondrá al consejero delegado, al director financiero y al secretario del consejo. Fuentes de toda solvencia apuntan que Atlantia estaría dispuesta a apostar por Aljaro.

Con larga trayectoria en Abertis como director general Financiero y de Desarrollo Corporativo, este cordobés de 57 años ha desempeñado el rol de número dos de la compañía durante la larga etapa de Francisco Reynés como CEO. Con la salida de este último en febrero, rumbo a la presidencia de Gas Natural Fenosa, el financiero ingresó en el consejo de administración como primer ejecutivo, con el cargo de consejero director general. Un peldaño por debajo del puesto de consejero delegado, al que Aljaro no accedió por estar Abertis inmersa en un proceso de cambio de control.

El actual consejero director general gestiona los 15.300 millones de deuda de Abertis y es un experto en el mundo de los fondos

Artífice de las múltiples refinanciaciones de Abertis en el mercado de bonos, Aljaro maneja una clave esencial para el negocio de la concesionaria como es la de la gestión de los 15.300 millones de deuda neta. Otro de sus valores es el profundo conocimiento del mundo de los fondos de inversión y capital riesgo, después de encabezar centenares de reuniones con inversores en todo el mundo.

“Pepe Aljaro ha sido durante años uno de los directores financieros más solventes del Ibex y más reconocidos en el mundo de la inversión”, asegura el director de un importante banco de inversión.

Tras el relevo de Reynés, también se ha producido la marcha del que fue su director de comunicación en Abertis, Juan María Hernández Puértolas, quien retorna en estos días a Criteria como nuevo responsable de comunicación. El resto del cuadro directivo espera el desenlace de la opa conjunta de Atlantia y ACS para conocer su futuro.

Por el momento, las potenciales compradoras han dado señales de confiar en el actual equipo de Abertis, tal y como reflejaron en el folleto de la oferta modificada y autorizada ya por la CNMV.

Inminente valoración

Todo apunta a que el consejo de Abertis dará entre hoy y mañana su opinión sobre la oferta de 18,36 euros por título, compartida por Atlantia y ACS, que se ha quedado como única opa en liza por la concesionaria.

Con Criteria en posición de salida, se da por descontado que el órgano de decisión de Abertis valorará positivamente el hecho de que la contraprestación se realice en efectivo

Con el actual primer accionista de Abertis, Criteria, en posición de salida, se da por descontado que el órgano de decisión valorará positivamente el hecho de que la contraprestación se realice en efectivo y que se hayan mejorado los 16,50 euros por acción, que Atlantia fijó como primera oferta en junio del año pasado. También juega a favor de una opinión positiva sobre la opa que la sede de Abertis se mantenga en España y la citada apuesta por la dirección y la plantilla.

Lo que genera dudas es la posición de Abertis sobre su futura colaboración, como concesionaria pura de infraestructuras, con los gigantes de la obra civil ACS y Hochtief. Durante años Abertis ha evitado mezclar su actividad con el de constructoras, incluso cuando estas han tenido una posición relevante en el capital.

En un principio, el consejo de Abertis mostraría tibieza respecto al plan industrial propuesto por Atlantia y ACS si no es por la cesión de la italiana a convertirse en segundo accionista de la germana Hochtief. Pero más relevante aún es que Atlantia haya impuesto a su socio que la actividad de Abertis se restringirá a las autopistas de peaje y no a la explotación de todo tipo de infraestructuras, como era la intención inicial de ACS y Hochtief.

El CEO del grupo italiano, Giovanni Castellucci, reconoció ante la prensa española que ACS fue clave años atrás en el desarrollo de Abertis y que esta es la oportunidad para probar las sinergias entre constructoras y operadoras. Pero todo parece tener límite y en Roma no ven a Abertis gestionando servicios ferroviarios, cárceles, hospitales o colegios.

Normas