El informe que duda de la viabilidad de la tarifa plana de autónomos

La Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social es quien ha realizado el informe que ha puesto sobre la mesa la necesidad de reformar la conocida ayuda para nuevos autónomos.

tarifa plana autónomo

Era un secreto a voces. Había indicios sobre el verdadero impacto y utilidad de la tarifa plana de autónomos. Pero esta semana el Ministerio publicaba los datos que han servido para poner en jaque la bonificación. Al menos, tal y como la conocemos hoy día.

“Está provocando que muchas personas inicien actividades a la desesperada”. Esta opinión es de hace año y medio. La reproducimos en este mismo diario. Son declaraciones de Inés Mazuela, secretaria general de UPTA en Andalucía. Otros han ido mucho más allá. Esta semana, desde los organos nacionales de esa misma asociación, se hablaba de que alargarla puede generar la aparición de falsos autónomos, y fomentar el fraude.

El informe de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social

La clave para volver a poner el foco en esta bonificación, con un lustro de vigencia, ha sido un informe de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social. En él, se advierte que existe una clara desproporción entre los beneficiarios de la tarifa plana y la evolución de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Entre diciembre de 2013 y junio de 2018 el número de afiliados en el RETA se incrementó en 229.090 personas. En ese mismo periodo, 1.473.774 autónomos se beneficiaron de la tarifa plana.

El incremento de afiliación al RETA representó apenas el 15,54% de las tarifas planas concedidas. El resto de beneficiarios, según el análisis de la Seguridad Social habrían ido al desempleo o al régimen general al considerar que esta medida no se ajustaba a sus necesidades.

La medida dejó de tener efectos en 2016

La entrada en vigor de la tarifa plana en 2013 evidenció un notable incremento de la afiliación de autónomos en 2014, con un incremento interanual que llegó a los 68.153 afiliados más.

A partir de 2016 la medida deja de tener efectos significativos en la afiliación, disminuyendo el incremento de afiliados. Desde febrero de 2013 (momento más bajo en la afiliación), y hasta junio de 2018 se han recuperado 2.856.244 afiliados, de los que 2.563.572 son del Régimen General sin Sistemas Especiales y 275.752 del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Datos que ponen en duda la utilidad real de la misma. Según se aclaraba esta misma semana, la idea no es eliminarla. Pero cobra fuerza un sistema de cotizaciones completamente nuevo, en donde se aporte a la Seguridad Social según ingresos reales, tal y como ocurre en el sistema de asalariados. En dicha organización, aquellos con ingresos más bajos mantendrían una aportación similar a la que actualmente propone la tarifa plana.

Normas