Un megafondo chino es lo último que necesita el mundo de la tecnología

Las compañías China Merchants Group y SPF quieren unir fuerzas con la británica Centricus para liderar la inversión en tecnología

Un billete de 100 yuanes.
Un billete de 100 yuanes. REUTERS

Un megafondo chino es lo último que necesita ahora el sector tecnológico. Una unidad de China Merchants Group, la venerada empresa estatal, está trabajando con uno de los socios del gigante japonés SoftBank, lo que podría inflar aún más la valoración de las compañías y alimentar las batallas por las subvenciones entre las startups.

China Merchants está operando en el fondo tecnológico China New Era junto a Centricus, firma con sede en Londres, que ya asesoró y ayudó a recaudar dinero para SoftBank, y junto a otro equipo chino, SPF Group. Al igual que su modelo a seguir japonés, el trío de compañías está interesado en inversiones tecnológicas en todo el mundo y está partiendo con una gran ventaja.

Corren tiempos emocionantes para los emprendedores y las tecnologías emergentes. Sin embargo, ya existe una oleada de capital persiguiendo al próximo Facebook o Tencent, lo que significa que muchas ideas menos impresionantes también están siendo generosamente financiadas.
SoftBank solo parece inflar valores para grandes grupos privados: por ejemplo, tiene planes para reinvertir 35.000 millones de dólares en WeWork, después de valorar a la compañía proveedora de espacios compartidos en unos 20.000 millones de dólares en 2017.

La competencia adicional del fondo New Era y otras como la del veterano del capital de riesgo Sequoia, que está recaudando 8.000 millones de dólares, inclinarán el equilibrio de poder aún más a favor de los fundadores. Los equipos chinos también pueden hacer de inversores financieros frente a los gigantes Alibaba y Tencent, que han respaldado a un gran número de rivales más pequeños. En muchos casos, el resultado será empresas sobrevaloradas, que luego son difíciles de reflotar o vender, o fortunas malgastadas regalando servicios.

SoftBank tiene trayectoria: el CEO Masayoshi Son fue un profético partidario de Alibaba y Yahoo, entre otros. China Merchants y SPF apenas pueden tener el mismo reclamo. Una nueva era de capital de riesgo gigante ha comenzado. Pero hay pocas pruebas de que eso produzca un retorno del mismo tamaño.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas