El Ibex contiene las ventas y salva los 9.500 puntos pendiente de Merkel y Trump

BBVA sufre una caída del 2,11%, tras la victoria en México de López Obrador

La crisis de gobierno en Alemania y el proteccionismo deprecian al euro por debajo de los 1,16 dólares

operadores de la Bolsa de Nueva York
operadores de la Bolsa de Nueva York AP

La Bolsa ha comenzado el mes de julio y el segundo semestre del año de nuevo bajo la amenaza proteccionista y con un nuevo frente abierto en el terreno político, riesgos que pueden complicar la remontada de los índices en la segunda parte del año. El mercado observa inquieto cómo toma cuerpo la guerra comercial, en plena cuenta atrás ante el próximo viernes 6 de julio, cuando se materializará la primera sanción a productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares. Además, La UE ha amenazado hoy a EE UU con aranceles a productos estadounidenses por 50.000 millones de euros si sigue adelante con la tarifa sobre los automóviles europeos.

En el camino de los inversores se cruza ahora también la crisis de gobierno que se vive en Alemania a causa de la política migratoria y que podría llevarse por delante el mandato de Angela Merkel, creando un nuevo foco de inestabilidad en la primera economía de la zona euro y por extensión, en el conjunto de la zona euro.

En este contexto, la jornada ya comenzó con fuertes caídas en las Bolsas asiáticas, con el Nikkei japonés perdiendo el 2,2%. En la apertura, el descenso del Ibex llegó a ser del 1,7%, al hilo de la depreciación del euro, que en vano intentó aproximarse a los 1,17 dólares. Las ventas en la Bolsa se moderaron sin embargo al cierre de la sesión, a pesar de una apertura en negativo de Wall Street, y el Ibex ha cerrado la jornada con una caída del 0,67%, en los 9.558,3 puntos, aún a distancia del mínimo anual.

El valor más castigado en la jornada, en línea con el descenso de Siemens Gamesa, ha sido BBVA, influido por otra gran variable que pesaba hoy en concreto sobre la Bolsa española, el resultado de las elecciones presidenciales en México. La elección de Andrés Manuel López Obrador como próximo presidente de México por una abultada mayoría ha provocado una primera reacción vendedora en el peso mexicano y en la Bolsa azteca, si bien la moderación del discurso de López Obrador, el primer político de izquierdas que logra la presidencia del país, ha alejado los temores de meses atrás. Aun así, BBVA ha caído el 2,11% ante las posibles incertidumbres de su mandato, teniendo en cuenta que un tercio de su beneficio procede de México. ArcelorMittal, en el foco de las ventas por la oleada proteccionista, ha perdido otro 1,93% y Aena, el 1,96%. En el lado opuesto, los mayores ascensos han sido para Dia, CIE Automotive y Endesa con alzas respectivas del 2,93%, 1,34% y 0,95%..

Frente al moderado freno en las caídas bursátiles, el euro no ha podido contener su depreciación contra el dólar y ha llegado a caer por debajo de los 1,16 dólares, muy cerca de los mínimos anuales marcados a finales de mayo. La política migratoria ha provocado una crisis sin precedentes en el gobierno alemán. Horst Seehofer, el ministro de Interior y presidente de los conservadores bávaros, amenaza con dimitir y retirar su apoyo a Angela Merkel si la canciller no da marcha atrás en el acuerdo europeo sobre inmigración, poniendo en riesgo al Gobierno alemán.

La amenaza de dimisión no afecta sin embargo al mercado de deuda europeo, de momento. La prima de riesgo española se coloca por debajo de los 100 puntos básicos, en los 99,2, con el bono alemán sin apenas cambios en el 0,302%.

En el mercado de materias primas, el petróleo ha puesto freno a los avances de la semana pasada con una notable caída. El precio del barril de petróleo brent ha retrocedido más del 1,7%, hasta los 77,84 dólares, ante los aumentos de producción de Rusia y Arabia Saudí.

 

 

Normas