Trump suma a la guerra arancelaria un plan para restringir inversiones chinas

Ordena investigar al inversión foránea en empresas de EE UU

Productores lácteos piden a Washington eliminar aranceles

Trump suma a la guerra arancelaria un plan para restringir inversiones chinas

EEUU está dispuesto a extender el proteccionismo más allá del alza de aranceles comerciales. Su presidente, Donald Trump, anunció este miércoles un plan para restringir las inversiones chinas en compañías tecnológicas de EEUU, a fin de combatir el robo de propiedad intelectual. “Determinados países facilitan la inversión en empresas y activos de EEUU para obtener tecnologías de vanguardia y propiedad intelectual en industrias que esos países consideran importantes”, señaló Trump.

El presidente de EEUU ordenó al Departamento del Tesoro que investigue a través del Comité de Inversión Extranjera las adquisiciones de activos en el país norteamericano por inversores foráneos y proponga las “medidas apropiadas para abordar estas inquietudes”.

El Gobierno reclamó al Congreso que reforme la Ley de Modernización de la Revisión del Riesgo de Inversión Extranjera, para mejorar la protección de EEUU ante las “nuevas y cambiantes amenazas planteadas por la inversión extranjera”, informa Efe. Según la Casa Blanca, esta versión mejorada de la ley proporcionará herramientas para combatir las prácticas de inversión que amenazan el liderazgo tecnológico estadounidense, su seguridad nacional y prosperidad económica.

En caso de que el Congreso no apruebe una “sólida” reforma, Trump alertó de que exigirá a su Gobierno medidas para luchar contra inversiones foráneas dañinas para la tecnología de EEUU. Según The Wall Street Journal, el Tesoro pretendía prohibir a empresas con, al menos un 25% de propiedad china, que comprasen firmas estadounidenses involucradas en tecnología relevante. En los últimos meses, Pekín y Washington han encendido las alarmas sobre una guerra comercial al imponer ambos países medidas arancelarias de magnitud en contra de sus productos.

La crisis se desató en marzo, cuando Trump anunció aranceles a las importaciones de acero y aluminio chinos por 50.000 millones de dólares, una acción a la que desde China se respondió con gravámenes a 128 productos estadounidenses. Los aranceles se extienden también a la UE, México y Canadá.

Leche y aceitunas

Este jueves más de 60 grupos de productores lácteos de EEUU pidieron a Trump que suspenda los aranceles metalúrgicos a México porque las represalias comerciales del país latinoamericano afectan a su modelo de negocio. En España, el director general de la patronal FIAB, Mauricio García de Quevedo, transmitió su preocupación a la Cámara de Comercio de EEUU en España por los aranceles a la aceituna negra.

Normas