Autónomo, ¿sabes cómo cuidar tu ecommerce en verano?

Puede que durante el periodo estival dudes entre cerrar tu tienda online o dejarla en funcionamiento.

ecommerce autónomo verano

El comercio electrónico no es solo cosa de grandes empresas. Cada vez son más pymes y autónomos las que se suben al barco de Internet para incrementar sus ventas.

Durante el periodo veraniego suelen aparecer muchas complicaciones a la hora de mantener el negocio online operativo y coordinarlo con elementos tan cruciales como el horario de atención al cliente o la logística. Por ello recopilamos una serie de consejos que pueden serte de mucha utilidad:

El primero de todos es no cerrar la tienda online por completo. No es aconsejable pasar la tienda a un modo mantenimiento si no vamos a estar operativos, ya que los productos desaparecerán de las pantallas de los usuarios e incluso se vería afectado el posicionamiento en buscadores.

El segundo consejo es recompensar por la espera a tus clientes. Según Trusted Shops, es una solución más elegante que puede tomarse. “Si vinculas el aviso de tus vacaciones con un descuento o con un envío gratuito para pedidos que se hagan durante ese periodo los consumidores lo valorarán de forma muy positiva”, señalan.

Otra opción es contar con una persona que te sustituya. Esto paliaría los posibles retrasos en la comunicación y en los envíos. No obstante, se avisa de que para esto la persona deberá conocer el día a día de la tienda.

Los siguientes consejos se centran en avisar activamente a los clientes de la ausencia y/o informar de que los tiempos de entrega serán más largos, en el caso de que se decida seguir con el funcionamiento de la tienda online. “En este caso, se deberá informar con claridad”, advierten.

Informar a tiempo, desde luego, hará que tus clientes no se disgusten si no pueden comprar o recibir los pedidos dentro de los plazos de entrega habituales. Lo recomendable es avisar con al menos 14 días de antelación, y colocar el mensaje en todas las páginas, así como en las redes sociales.

“No importa si decides permitir a los clientes comprar durante tus vacaciones o no siempre y cuando informes de tu ausencia de forma transparente y avises de que las entregas se retrasarán”, aconsejan.

Normas