Y las pymes se fueron de Escape Room

Las compañías utilizan este tipo de juegos para fomentar trabajo en equipo y otras habilidades necesarias en sus organizaciones.

escape room pymes

Es una actividad perfecta para team building, selección de personal, análisis de grupos, etc.”. Lo han visto con sus propios ojos en Yaebi, un escape room o sala de escape, ubicada en Madrid. Crearon este negocio con el objetivo de ofrecer una actividad de ocio para grupos de jóvenes, amigos y familias, pero se encontraron con el interés de muchas pymes, por el beneficio que genera este tipo de actividades a las organizaciones.

Tal y como señalan desde Yaebi, la clave del éxito de esta tendencia es que son “una forma muy buena de ver cómo son realmente las personas, qué papel juega cada uno en un grupo. Además se demuestran las capacidades congénitas de cada persona sin tener en cuenta nivel de estudios o aprendizaje”.

Son muchas las empresas que han incorporado esta actividad a sus agendas para conseguir una mayor relación entre empleados, descubrir ciertas habilidades y/o aptitudes de un grupo de trabajo, analizar los perfiles, etc. A nivel de recursos humanos, sirve porque “se ve muy claro el liderazgo, el trabajo en equipo y el perfil de personalidad que tiene cada uno”. Así lo asegura Mónica Marí Pérez, directora de Clínica Levante, que ha participado en la actividad.

Marí decidió organizar esta actividad para sus empleados por diversión, pero también para comprobar la capacidad de liderazgo de sus trabajadores. En las salas de escape se pueden analizar las actitudes y las aptitudes de los componentes. Las decisiones que toman, cómo se comportan, si tienen en cuenta al grupo o no, etc., son algunos de los aspectos que se pueden evaluar. Según asegura la Directora, esta actividad aporta al grupo “diversión, trabajo en equipo y conocimiento de las personas con las que juegan sino se conocen”. Por tanto, se puede utilizar como dinámica de acercamiento, de cohesión de grupo o, incluso, como actividad lúdica para empezar una nueva etapa empresarial. “Fue una actividad lúdica pero por otra me reafirmé en los perfiles que tenía cada uno”, concluye Mónica.

Por su parte, Luis Antunes, director de PHC Software eligió una sala de escape como actividad empresarial porque se trabajan una serie de competencias fundamentales en sus trabajadores, como “el trabajo en equipo, la excelencia en la ejecución, gestión del tiempo, pensamiento estratégico, etc.”. Además, es una actividad divertida por lo que los trabajadores se muestran despreocupados, en ambiente discernido y relajado. Esto da la oportunidad a los responsables de recursos humanos de detectar perfiles de liderazgo, intraemprendimiento, etc. Antunes subraya que “la interacción y dinámica que tiene la participación en juegos hace con que podamos conocer mejor a los PHCs, su perfil y principalmente ayuda a crear relaciones interpersonales fuera del ambiente de trabajo”. Por ello, este tipo de actividades empresariales tienen dos finalidades: por un lado sirven como diversión y unión entre los compañeros, pero también como análisis de las competencias de cada uno.

Estas actividades son perfectas para pequeñas o medianas empresas. “El número de personas óptimo para cualquier sala de escape cuyo máximo sean 6 jugadores es 3 o 4”, según señalan en Yaebi. Esto se debe a que es la mejor manera de que todos intervengan y tengas que tener en cuenta todas las opiniones, ya que “cada persona adopta un rol y en grupos de más de 4 siempre hay una o dos personas pasivas”. Por ello, en una microempresa de 4 o menos trabajadores se puede participar, pero también en una pyme de más, ya que se les divide en varios grupos.

Mejorar el clima de la empresa y que se conozcan mejor los compañeros de trabajo fueron las razones que impulsaron a León Pacheco Sánchez a realizar esta actividad. Pacheco es Responsable de Formación y Selección de Integración Tecnológica Empresarial SL, y asegura que es una dinámica en la que los trabajadores consiguen conocerse mejor, y haya una comunicación más fluida entre departamentos. Como experto en RRHH, reconoce que es una buena manera de detectar perfiles de trabajadores más líderes, aptitudes más o menos emprendedoras, y, en definitiva, tener más datos sobre cada perfil.

Próximos pasos en team building

La demanda de estas actividades en las empresas es tal, que las compañías dedicadas a ellas, como Yaebi, se esfuerzan ahora por aportar dinámicas diferentes y acercarse a todo tipo de corporaciones. Los objetivos que se persiguen son: ofrecer una actividad divertida, pero que, a través de ella, se pueda mejorar el trabajo en equipo, se mejore la comunicación entre compañeros y se pueda analizar el perfil de cada uno.

Entre los próximos pasos destaca un Escape Room portátil, para llegar a más empresas y más heterogéneas. “pueden jugar hasta 100 personas a la vez y no tienen por qué desplazarse a nuestras instalaciones, podemos desplazarnos nosotros sin problema”.

Normas