El Ibex recupera los 9.900 y descuenta un entorno de tipos más altos

El IPC de EE UU sube más de lo esperado

El selectivo español avanza un 0,16% en una jornada marcada por el acercamiento entre EE UU y Corea del Norte

Una tableta con cotizaciones
Una tableta con cotizaciones AP

Estados Unidos y Corea del Norte están un paso más cerca de entenderse. El histórico encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un concluyó con un escueto comunicado en el que el país asiático se compromete a la desnuclearización. No obstante, todavía quedan muchos flecos pendientes, tarea de la que se encargarán a partir de ahora técnicos y diplomáticos.

La cita de este lunes pasará a la historia como el primer acercamiento en más de 70 años de tensión entre ambos estados. A pesar de la importancia, la influencia en los mercados ha sido mínima. Los inversores tienen la vista puesta en la reunión que celebra la Reserva Federal y cuyas conclusiones se publicarán mañana al cierre de los mercados europeos.

Después de las fuertes subidas registradas el lunes, con la periferia liderando los ascensos, hoy se ha impuesto la calma. El Ibex, que permaneció toda la sesión en positivo, concluyó con un alza del 0,16%, ascenso suficiente para recuperar los 9.900 puntos.

Un día antes de que la Fed comunique su veredicto, los miembros de la institución contaron con una nueva referencia, el IPC de mayo. La inflación aumentó un 0,2% el mes pasado y la tasa internual alcanza el 2,8%, una décima más de lo esperado por los analistas. Es decir, este dato, el mayor desde 2012, unido a la tasa de paro del 3,8%, la más baja en 18 años, refuerzan la idea de que el banco central de EE UU cuenta con margen para endurecer la política monetaria y evitar un sobrecalentamiento de la economía.

El mercado da por supuesto que Jerome Powell anunciará la segunda subida de tipos en lo que va de año, hasta fijar el precio del dinero en el 1,75% y 2%. Descontado esto, ahora la vista está puesta en cuántas subidas quedan de aquí a final de año.

Franck Dixmier, director de renta fija de Allianz Global Investors, fija en cuatro los ascensos de tipos para 2018. Es decir, contando con la de junio, quedarían por aprobarse dos incrementos adicionales. “Algunos inversores han mostrado una tendencia a reducir sus expectativas sobre las subidas de los tipos basados en problemas externos, incluidas las tensiones en los mercados emergentes y los riesgos políticos que vuelven a surgir, como los vistos más recientemente en Italia. Sin embargo, creemos que sería prematuro que la Fed tenga en cuenta estos factores en esta etapa”, afirma.

En la misma línea se mueven los expertos de Macro Yield que fija en cuatro las subidas de tipos en 2018 y otras dos el para el próximo año. “Esperamos un mensaje de continuidad así como un impacto moderado en el mercado”, añaden los expertos de la firma.

John Bellows, gestor de Western Asset (filial de Legg Mason) indica que los tipos se aproximan al nivel neutral. El experto ve bastante probable que Powell lleva a cabo ajustes en su mensaje y en lugar de hablar de política monetaria acomodaticia se decante por moderadamente acomodaticia. Una vez que los tipos alcancen el nivel calificado como neutral, la Fed deberá ser aún más cauta para evitar grandes sobresaltos.

Un día después será el turno del BCE. Los analistas no terminan de ponerse de acuerdo, pero el simple hecho de que en la cita el consejo de gobierno discuta la retirada del programa de compras, ha sido suficiente en los últimos días para dar alas los bancos, un sector que lleva meses reclamando por el fin de la era de los tipos cero.

Las relaciones comerciales y la política monetaria compartieron el protagonismo con el crudo. A una semana de la cita de la OPEP, el cártel prevé que la oferta aumente más que la demanda este año como consecuencia de la actividad de los frackers en EE UU.

Los gestores prefieren Bolsa de EE UU

La encuesta de gestores de fondos que elabora Bank of America Merrill Lynch revela que en el mes de junio ha aumentado el interés por la Bolsa estadounidense. El 64% de los encuestados opina que EE UU ofrece la mejor perspectiva en beneficios empresariales. El principal riesgo sigue siendo la guerra comercial (31%), seguido de un posible error en política monetaria de la Fed o el BCE (26%) y de una crisis de deuda en la zona euro (23%),

Las perspectivas de endurecimiento de las políticas monetarias en EE UU y la zona euro llevan al euro a mantenerse estable en los 1,17 dólares. Una estabilidad que tuvo su réplica en la renta fija con el bono español en el 1,44% y el italiano y estadounidense por debajo del 3%. La prima de riesgo española se sitúa en los 93 puntos básicos.

Normas