Blogs por ESADE Business & Law School

Blockchain: de la revelación a la revolución

Blockchain: de la revelación a la revolución

Por Pau Barbarà, coordinador de la red de business angels ESADE BAN

Es el buzzword de moda: blockchain. Lo oímos en conferencias, en prensa, en eventos de cualquier sector e incluso en la cola del súper. Todo el mundo habla de blockchain, pero son pocos los que conocen el impacto que puede tener en nuestra sociedad.

Detrás del auge del bitcoin se esconde una tecnología mucho más potente que la criptomoneda en sí, destinada a revolucionar la gestión de la información en múltiples sectores. Lejos de ser una moda pasajera o una burbuja, las grandes corporaciones han empezado a apostar fuerte por esta nueva tecnología. Entre los inversores institucionales más importantes se encuentran Google, Citi o Goldman Sachs. También en el sector de inversión early-stage hemos observado cómo se crean fondos de inversión especializados en esta tecnología. Incluso en Barcelona, la iniciativa público-privada Barcelona Tech City ha extendido las instalaciones del Pier 01 para crear una sede solo para blockchain.

¿Qué es y cómo funciona?

La tecnología de cadena de bloques consiste en un sistema descentralizado de la información. Los datos se comparten y se duplican en cada uno de los ordenadores de la red, que se conocen como nodos. Esto quiere decir que todo el mundo tiene toda la información, logrando de esta forma un sistema transparente. Todos los movimientos o transacciones se convierten en un bloque abierto y comprobable por cualquiera. La magia del sistema reside en que los bloques se ordenan secuencialmente (uno encima del otro) creando una cadena inmutable. La red de nodos valida cada una de las nuevas transacciones, es decir, cada nuevo bloque que se añade a la cadena. De esta forma, se consigue consenso entre los nodos y se evita que se pueda modificar unilateralmente cualquier dato. Estas características lo hacen un sistema muy interesante para sectores como el financiero, legal, logística, identidad digital o registro de propiedad intelectual.

Pero todas las grandes oportunidades van de la mano de grandes amenazas, y el blockchain no es una excepción. El reto más grande de esta nueva tecnología está asociado al consumo energético. Para crear cada bloque se necesita mucha potencia computacional, es decir, multitud de ordenadores conectados y computando. Lo que inicialmente podía parecer poco relevante, a medida que el número de transacciones ha ido creciendo, nos deja cifras alarmantes. Actualmente el bitcoin ya está consumiendo más electricidad que todo el país de Irlanda. Si no se hiciera nada al respeto, se estima que en 2020 el consumo generado por el bitcoin sería cercano al 100% del consumo mundial. Afortunadamente, ya se están tomando medidas para evitar esta situación.

Una oportunidad de inversión

Durante el último año en ESADE BAN, la red de business angels promovida por ESADE Alumni, hemos detectado una tendencia creciente de oportunidades de inversión en start-ups que utilizan la tecnología blockchain para “disrumpir” algún sector tradicional, lo que nos ha empujado a organizar el primer Foro de Inversión Blockchain. El objetivo de ESADE BAN es sensibilizar a los inversores de la red y exponerlos a nuevas tendencias y oportunidades de inversión en start-ups. En esta primera edición hemos presentado proyectos como un software para optimizar el consumo energético asociado a la carga de vehículos eléctricos, un certificador de títulos académicos para evitar falsificaciones o un optimizador de los procesos de transporte marítimo de mercancías.

Pero por prometedora que sea la tecnología blockchain, no se debe perder la perspectiva del resto de innovaciones que moldearán los modelos de negocio del futuro. Nos encontramos en la era de la convergencia donde inteligencia artificial, machine learning o computación cuántica están estrechamente relacionados con el destino del blockchain.

Una lección aprendida de la era de la World Wide Web es que no son suficientes los avances tecnológicos para causar una revolución. Resulta igual de importante encontrar el momento adecuado para llevar la tecnología a mercado. Es crucial identificar cuáles son las piezas de dominó que deben caer una tras otra para que la sociedad avance. En momentos como este, lo único que sabemos con certeza es que nos esperan tiempos apasionantes por delante.

Normas